Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Luego de ser suspendido, el Jefe de la Policía se presenta ante la Justicia

Potocar irá a declarar en la causa sobre una red de corrupción. El Gobierno lo apoya, pero sufre críticas por su designación y por la falta de purga entre los federales traspasados

Luego de ser suspendido, el Jefe de la Policía se presenta ante la Justicia

El jefe de la Policía de la Ciudad, José Pedro Potocar, se presentará esta semana ante el juez Ricardo Luis Farías, a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N 14, para hacer su descargo en la causa que indaga sus presuntos nexos con una red de corrupción, y que ameritó que el Gobierno porteño lo suspendiera hasta tanto aclare su situación.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta dispuso el sábado por la noche la suspensión preventiva del comisionado con la intención de "preservar la investigación judicial" y la "normal prestación del servicio de seguridad". Ahora, la fuerza está a cargo del secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro.

Según pudo saber El Cronista, Potocar tiene previsto presentarse en el juzgado ubicado en Talcahuano 550 para notificarse del expediente que empuja el fiscal José María Campagnoli y prestar declaración.

Hasta el año pasado Director General de las Comisarías de la Policía Federal, Potocar se encontraba en los Estados Unidos cuando supo de las declaraciones de dos subcomisarios que lo mencionan como parte de una asociación ilícita que, desde la comisaría 35, extorsionaba a comerciantes de Núñez y Saavedra para ofrecerles una ‘mejor seguridad’. El jefe de la seccional, Norberto Villarreal, está prófugo desde noviembre, acusado de encabezar la recaudación extorsiva; mientras que su superiora, la comisionada Susana Averi, cayó bajo arresto el mes pasado. Y Potocar aparece involucrado por la mención de los testigos y por anotaciones de un cuaderno secuestrado en el que se explicaría el destino del dinero. Para los investigadores, la inscripción "DGC" refiere a su oficina.

A su retorno al país, el viernes, Potocar fue citado por sus superiores. Allí se defendió y expresó su inocencia. El sábado, en una reunión con la más alta jerarquía del gobierno, se acordó la suspensión "para dar el ejemplo" y evitar interferencias en la investigación. En su entorno dejan trascender que es víctima de "una venganza" y señalan a "sectores opuestos a los cambios, como la administración unificada, que suprimió las cajas chicas" de las comisarías.

El Gobierno porteño enfrenta con este caso su primera gran crisis al verse obligado a remover al más alto jefe policial, que designó sin dar curso al procedimiento establecido. "El Ejecutivo se empecinó en imponer una cláusula transitoria a la ley para eludir el período de diez días de publicación de los antecedentes, lo que impidió a la ciudadanía hacer observaciones", planteó el legislador massista Javier Gentilini. Y el diputado Gustavo Vera (Bien Común) arremetió contra el Gobierno por "haber hecho un traspaso sin inventario", y reclamó aplicar la misma política con otras autoridades de la fuerza, como Guillermo Calviño, ex jefe de la policía unifica da y actual superintendente.