Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Luego de la pelea, Macri recibe a Tinelli en Olivos para sellar la paz

Después de que el Presidente se quejara porque el conductor lo "satiriza de mala manera" y del fallido boicot de Twitter a Showmatch, este mediodía habrá cumbre

Macri ayer presentó un programa contra la violencia de género en la Rosada junto a Michetti y Carolina Stanley

Macri ayer presentó un programa contra la violencia de género en la Rosada junto a Michetti y Carolina Stanley

Cuando Marcelo Tinelli denunció una campaña troll en las redes sociales, deslizando un impulso oficial detrás, el Gobierno salió a calmarlo. Incluso el jefe de Gabinete, Marcos Peña, llamó al conductor de TV para bajar el tono de la pelea, cuyo primer round fue la imitación presidencial en la casa de "Gran Cuñado", a cargo de Freddy Villarreal.

Pero luego, cuando su administración ponía paños fríos, llegó el redoble del mandatario: "Es increíble que se ofenda. Tinelli me satiriza de mala manera ante tres millones de personas en televisión y se ofende porque lo critican 30 mil tuiteros", reprochó en el diario La Nación. Y luego del fallido boicot 2.0 a Showmatch, el Jefe de Estado invitó a la figura televisiva a la Quinta de Olivos para firmar la paz.

Al mediodía será el re encuentro en la residencia presidencial, anticipado por el sitio Big Bang News, según confirmaron ayer fuentes oficiales, luego de una conferencia de prensa de Peña, en la que el funcionario de nuevo había tratado de minimizar la polémica con el conductor. "No tenemos problema con el humor político ni con Tinelli. Eso no quita que consideremos que haya que sobredimensionar las opiniones en general. Es importante la mayor libertad y bajar un cambio en las agresiones", sostuvo el jefe de ministros, luego de una reunión de Macri con el gabinete. Y, además, Peña volvió a desligar al Gobierno de cualquier guerra virtual contra Tinelli: "Rechazamos de plano cualquier ataque, difamación o coacción a la libertad de expresión".

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, también negó la evidente fricción: "No tenemos una pelea con Tinelli. Él tiene una excelente relación con muchos de nosotros, y (con Macri) se conocen de muchos años", expresó. No obstante, el funcionario pareció desconocer las declaraciones del propio mandatario ("Me satiriza de mala manera") cuando afirmó que "se la banca perfectamente" la caracterización.

De esta manera comenzó la recta final hacia el reencuentro que, más allá de la puja generada, desde la óptica de Tinelli, por el jefe de Estado meses atrás cuando operó para bloquear la llegada del conductor a la presidencia de la AFA. No obstante, sin ir tan lejos en el tiempo, otros ubican el malestar presidencial con la figura televisiva en la campaña, cuando se decantó por su contrincante del Frente para la Victoria, el derrotado Daniel Scioli.

La venganza de Tinelli llegó con un formato al que ha apelado en anteriores gestiones: las imitaciones de "Gran Cuñado", la misma que molestó al renunciado Fernando de la Rúa, quien por estos días reapareció para apoyar a Macri. A raíz una sátira del Presidente, durante el fin de semana se inició una campaña en las redes sociales en las que se instaba a no ver el programa ShowMatch anteayer, con el hashtag #HoyApagonATinelli: el ciclo logró una de sus mejores mediciones del año con picos de 20 puntos de rating, según Ibope.