Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lucha contra los narcos: el Gobierno endurecerá los controles farmacéuticos

La Rosada esperará un informe de la ONU para lanzar la actualización permanente del Registro de Precursores Químicos. También promueve el diálogo con países de la región

El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco

El secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco

El gobierno apunta a una política "agresiva" contra el tráfico de drogas y en abril anunciará la actualización automática del Registro Nacional de Precursores Químicos. El objetivo es redoblar el control sobre el listado de sustancias que se usan para elaborar estupefacientes así como difundir estadísticas sobre el tráfico de drogas en el país, que el gobierno anterior había dejado de publicar en los últimos años.
El Registro de Precursores Químicos, que sirve para regular la importación de sustancias que se pueden usar para elaborar estupefacientes, se había vuelto un dolor de cabeza para la ex presidenta Cristina Fernández. La ex mandataria recibió un aluvión de críticas, en plena campaña presidencial del año pasado, porque el listado estuvo desactualizado durante siete años, a pesar de que debía renovarse anualmente. Los cuestionamientos advertían que el gobierno no controlaba el uso de ketamina y tuvieron mayor dimensión luego de que uno de los acusados del triple crimen de General Rodríguez, relacionó al ex jefe de Gabinete K, Aníbal Fernández, con el negocio de la efedrina.
En medio de los cuestionamientos y en plena campaña presidencial, el kirchnerismo renovó a mediados del año anterior el Registro. A pesar de eso, en el gobierno de Mauricio Macri quieren que se modifique permanentemente. "Según estudios, en el mundo hay una nueva droga sintética cada dos días", explicó una fuente oficial.
Además, el gobierno también quiere actualizar las estadísticas relacionadas tanto al tráfico como al consumo de drogas en el país. Este es un punto que, según referentes del PRO, la Organización de la Naciones Unidas (ONU) reclamó a Argentina.
El otro punto que pidió el presidente Mauricio Macri a su equipo es que avancen en la cooperación con los servicios de inteligencia de los países de la región para combatir el narcotráfico. Esta última iniciativa ya se habló en las reuniones bilaterales que mantuvo el gobierno con representantes de otros países, como la última semana con el ministro de Interior y Seguridad de Chile, Jorge Burgos Varela. Quien dio el puntapié fue la canciller Susana Malcorra, el 14 de enero, cuando recibió a su par de Brasil, Mauro Vieira.
De estas políticas se encargan en conjunto la canciller Malcorra, ex jefa de Gabinete de la ONU, y la ministra de seguridad, Patricia Bullrich. "Queremos que Argentina deje la posición ‘naif’ del gobierno anterior de que nuestro país era sólo un país de tránsito de droga, cuando en realidad acá también se consume y hasta hay producción de estupefacientes en sus últimas etapas. Vamos a tomar medidas más agresivas contra el tráfico de drogas, como tienen los países de la Unión Europea", explicó el secretario de Seguridad nacional, Eugenio Burzaco.
Estas novedades se anunciarán en abril, después de que la ONU publique un plan a cuatro años para reducir o erradicar la oferta y demanda de drogas ilegales en distintos países del mundo. Ayer, una comitiva de legisladores participó en Nueva York de una reunión preliminar de la ONU y la Unión Inter-Parlamentaria. Los senadores Federico Pinedo y el peronista Rodolfo Urtubey, así como los diputados los diputados Eduardo Amadeo, María Gabriela Burgos, Alejandro Grandinetti, Guillermo Snopek y Margarita Stolbizer integraron la comitiva. "No hay diferencias internas en el grupo", resumió el oficialista Amadeo, en busca de resaltar el consenso con opositores del peronismo y el GEN. La comitiva adhirió ayer al documento de la Iglesia sobre "drogas y narcotráfico" en el que advierte que en Argentina hay "producción" de estupefacientes.