Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lousteau pidió "no caer en una psicosis colectiva"

El embajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, estimó que será "bastante limitado el impacto" que pueda ocasionar para la Argentina la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de ese país.
"La Argentina es el país que más lejos está de los Estados Unidos, no comparte una frontera, no tiene ciudadanos que estén emigrando y no tiene un tratado de libre comercio", dijo el embajador, en referencia al nuevo escenario político para la región y el mundo.
En declaraciones a Radio Mitre, Lousteau aseguró que no le resultó una sorpresa el triunfo del magnate de origen neoyorkino y destacó que la embajada argentina "ha establecido vínculos con los equipos de los dos posibles presidentes", aunque valoró que Hillary Clinton "tenía un equipo mucho más definido para Latinoamérica".
Lousteau, que recientemente manifestó intenciones de competir en 2019 para ser Jefe de Gobierno porteño, resaltó que "las instituciones siempre se mantienen" y pidió "no caer en la psicosis colectiva de que porque me gusta un candidato más que otro habrá consecuencias devastadoras".
El embajador evaluó que la nueva administración "seguramente dará marcha atrás con algunas cosas en las que estaba dispuesto a avanzar el presidente Barack Obama", y sugirió que se configurará un mundo "menos multilateralista, menos movilizado por los valores y mucho más pragmático". A su juicio, la Argentina "tendrá que lidiar con eso" y para ello "tiene que ser clarísimo en sus intereses". Sobre las políticas económicas que podría llevar a cabo el presidente electo, indicó que "cuando uno ve el tono de la campaña, lo que se observa es una sociedad estadounidense que se encierra más en sí misma y que está menos enamorada del comercio internacional, de la apertura indiscriminada".