Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lousteau consolida espacio alternativo al PRO para competir el próximo año

El embajador en Washington y líder de ECO regresó al país para apuntalar a la coalición opositora en la Ciudad. Comienza a definirse el mapa electoral de 2017

Lousteau fue vivado como la principal figura extrapartidaria de la UCR

Lousteau fue vivado como la principal figura extrapartidaria de la UCR

El radicalismo porteño montó una fiesta con la excusa de recordar el 33´ aniversario del retorno de la democracia con Raúl Alfonsín y renovar su ambición política bajo la figura del embajador argentino en los Estados Unidos, Martín Lousteau, quien llegó ayer desde Washington con el objetivo de apuntalar su espacio, ECO, y detener una posible sangría de cara a las elecciones legislativas de 2017.

El presidente del Comité Capital, Emiliano Yacobitti, y el secretario general de la UCR, Juan Nosiglia, prepararon todo para exaltar al economista, que no descartó competir el próximo año por una banca en una interna dentro de Cambiemos o por fuera de la alianza que nunca vio la luz en la Ciudad.

"Vamos a estar presentes en 2017 para defender el acompañamiento que tuvimos el año pasado en las elecciones y porque dimos una pelea por prioridades que hoy en día no se están cumpliendo, como en educación y salud", respondió Lousteau ante la pregunta de El Cronista. También confirmó a este diario que si los referentes de su espacio se lo piden, renunciará a la embajada y competirá por un escaño. Resta saber si en Diputados o en la Legislatura porteña.

En el breve contacto con la prensa, previo a cerrar el acto-homenaje, el embajador no descartó una interna dentro de Cambiemos, siempre que se le garantice "la libertad para representar los valores y prioridades", aunque deslizó que, hasta ahora, no ha ocurrido porque "del otro lado no quieren", en referencia al Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

Delante de los militantes, se cuidó de criticar al gobierno del que es parte como funcionario al sostener que "es injusto exigirles que resolvieran todos los problemas de la Argentina en tan poco tiempo", aunque aseguró que la agenda de su espacio debe estar guiada por "la construcción de un nuevo Estado sobrio, eficaz y moderno".
Lousteau aseguró que en 2017 su fuerza continuará congregando al radicalismo, al socialismo, a la Coalición Cívica y a Confianza Pública, el espacio de Graciela Ocaña. No obstante, recalcó que la construcción de ECO se logra "haciendo un esfuerzo y pagando un costo individual hoy", porque no se puede pretender "hacer todo el tiempo lo que uno quiere". Pareció un dardo hacia Ocaña, a quien el propio larretismo impulsa como Defensora del Pueblo –y así quitar una carta fuerte de una posible lista– o para la Coalición Cívica, que en la Legislatura no comparte posición con el bloque Suma+.