Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los súper le dijeron al Gobierno que el plan de informar precios tendrá poco éxito

Las empresas plantearon que será muy difícil ponerlo operativo, por la gran variedad de productos que vende cada cadena en cada una de las sucursales y por  los descuentos que ofrecen para tentar a los consumidores.

Las grandes cadenas de supermercados finalmente se reunieron ayer con técnicos de la Secretaría de Comercio para conocer detalles del sistema de información de precios que busca implementar el Gobierno. Si bien hubo un pacto de silencio, trascendió que los empresarios se mostraron dispuestos a colaborar, pero coincidieron en que será de difícil implementación y con pocos beneficios para el consumidor, tal como publicó El Cronista en su edición de ayer.

El Gobierno prevé publicar la resolución mañana, pero las empresas tendrán tiempo para trabajar el tema con la secretaría y disipar todas sus dudas. Además, debe ponerse en marcha el sistema online donde las cadenas deberán cargar la información de forma casi permanente.

Los supermercados le plantearon al Gobierno que ya hubo varios intentos de avanzar por este camino y no tuvieron resultado. Uno reciente fue el plan "Precios en su sitio" lanzado en 2012 por el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno, y la entonces subsecretaria de Defensa del Consumidor, María Lucila Pimpi Colombo. No tuvo éxito, y el mismo destino le auguran a este nuevo intento macrista, dicen por lo bajo las cadenas.

Las empresas le plantearon que será muy difícil ponerlo operativo por la gran variedad de productos que vende cada cadena en cada una de las sucursales y, por otra parte, los descuentos que permanentemente ofrecen para tentar a los consumidores. Las grandes cadenas no sólo lanzan ofertas propias que varían todo el tiempo, sino que además tienen acuerdos con distintos bancos cada día con diferentes promociones.

Por otro lado, aún si los súper pudieran ponerlo en práctica, consideran que no sería útil para los consumidores, ya que, en primer lugar, no todos acceden a Internet, y además serían demasiados precios para comparar que terminaría resultando engorroso para el usuario.

"Los supermercados no son formadores de precios ni res ponsables de la inflación, por lo que comparar precios no va a resolver el problema de la suba en el costo de los alimentos", advirtió Fernando Aguirre, el vocero de la Federación de Supermercados y Autoservicios (FASA), que no participó del encuentro por nuclear a cadenas más chicas.