Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los subsidios crecieron este año al 21%, por debajo de la inflación

Las transferencias corrientes del Estado Nacional subieron en noviembre un 74% interanual, pero no compensa al resto de 2016. Ese mes, Energía recibió un 145% más

Termina un año en el que los subsidios de la Nación bajaron el ritmo y quedaron por debajo de la suba de precios

Termina un año en el que los subsidios de la Nación bajaron el ritmo y quedaron por debajo de la suba de precios

Los subsidios del Estado Nacional se incrementaron hasta noviembre apenas un 21% respecto a los primeros once meses de 2015, lo que representa una caída real, teniendo en cuenta una inflación cercana al 40%. El dato surge del informe que publicó ayer la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).
De este relevamiento se desprende que la administración nacional financió por $ 218.316,7 millones a las empresas públicas, el sector privado y los fondos fiduciarios, un número que se incrementó en noviembre un 74% interanual, hasta completar los $ 20.838,3 millones.

En el desagregado, las transferencias corrientes (o subsidios económicos) a la energía crecieron un 145% interanual en noviembre y acumularon una suba del 18% en el año respecto a los primeros once meses de 2015.
Los subsidios para el sector energético totalizaron $ 18.496,9 millones en noviembre, impulsados, exclusivamente, por el Plan Gas -un programa de estímulo a la inversión que inventó el kirchnerismo y rige hasta fines de 2017-, que se llevó $ 12.662,6 millones (un incremento interanual del 1551%).

En el acumulado de enero a noviembre, los subsidios a la energía fueron de $ 151.463,1 millones. De este número, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) recibió el 67%: $ 101.436,9 millones, un 24% más que en el mismo lapso del año anterior.

El Plan Gas, en tanto, se quedó con $ 28.472 millones (141% más que en enero-noviembre de 2015).
Como contraparte, los subsidios al transporte bajaron en noviembre un 60% interanual, con caídas del 47% en las transferencias al transporte automotor, 76% al ferroviario y 42% al aerocomercial (el Estado subsidia únicamente a Aerolíneas Argentinas).

De enero a noviembre, el transporte recibió un 23% más que en 2015, con avances del 27% para el automotor y 29% para el ferroviario, y un retroceso del 20% para Aerolíneas Argentinas. La aerolínea de bandera recibió hasta noviembre $ 3561,5 millones y el Gobierno, antes de la salida de Isela Costantini, había prometido recortar los subsidios a u$s 167 millones ($ 2697 millones al tipo de cambio de ayer, es decir, un recorte mayor al 25%).

Hubo empresas públicas que tuvieron mejor suerte o mayor favoritismo de parte del Gobierno en 2016: pese a que en noviembre no recibió dinero del Estado, la administración pública subsidió al Correo Argentino con $ 1173 millones en lo que va del año, un crecimiento del 406%.

El Estado entregó en noviembre $ 550,3 millones a Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), un 45% más que en noviembre de 2015, con lo que esa empresa ya recibió $ 5092,2 millones, un subsidio 82% mayor que el año anterior.
Radio y Televisión Argentina (RTA) y la agencia oficial de noticias Télam no absorbieron fondos en noviembre, pero RTA recibió 22% más que en 2015 -menos que la inflación de este año- y Télam 41% más que el año pasado, que emparda a la inflación.

Dos sectores a los que el Estado discriminó fueron el agroalimentario y el industrial. El primero recibió 70% menos que en los primeros once meses de 2015 y el segundo 238% más que en el mismo lapso.