Los salarios privados perdieron casi 6% real desde que comenzó la cuarentena

El índice de remuneraciones del sector privado formal subió 1,3% y el del público, un 1,1%, por debajo del 1,9% que trepó la inflación en el séptimo mes. Si bien los sueldos estatales subieron menos que los privados registrados, perdieron menos desde el comienzo de la cuarentena.

Los salarios registrados en julio subieron un 1,2% respecto al mes anterior y volvieron a perder contra la inflación del mes, que había sido de 1,9%, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). En lo que va del año, el índice subió 15,8%, a la par del IPC, pero desde que comenzó la cuarentena a fines de marzo la caída es de más 5% en términos reales.

El informe oficial apunta que los salarios privados formales subieron más que lo que lo hicieron los públicos por primera vez desde febrero, con aumentos de 1,3% y 1,1% respectivamente, lo que resulta en un promedio de 1,2%. 

De esta manera, el promedio general formal subió 15,8% en los primeros siete meses del año, a igual magnitud que la inflación acumulada en 2020, mientras que en términos interanuales subieron 32,1%, más de 10,3 puntos porcentuales menos que la inflación de los 12 meses anteriores, de 42,4%.

No obstante, desde que comenzó la cuarentena los sueldos registrados subieron apenas 1,6% en promedio, mientras que la inflación fue de 7,2%, lo que redunda en un deterioro de más de 5,2%

Pero en el sector privado registrado la sangría es mayor, dado que, si bien en el año acumulan una suba de 17% gracias a los bonos ordenados por decreto en el primer trimestre, desde abril subieron menos 1%, por lo que la caída real es de más de 5,8%. En términos interanuales, el incremento es de 34%.

El sector público tuvo una suba de 1,1%, con lo que acumula una suba en los primeros siete meses de 2020 de 12,4%, aunque desde el comienzo de la cuarentena en ningún mes vio contracciones y consolida un alza de 3,1%, una caída real de 3,8%.

En tanto, el sector privado informal mostró una recuperación bastante más amplia, de 4,2% en julio y totaliza un incremento acumulado de 17,8% en el año. Desde el comienzo del confinamiento, el aumento es de casi 6%, también por debajo de la inflación.

De esta manera, considerando al empleo en negro, los salarios en promedio general subieron un 1,8% en julio y 16,2% en el año, pero desde el inicio de la cuarentena se incrementaron 2,5% y perdieron 4,4% en términos reales. En términos interanuales, la suba es de 32,6%, casi 10 puntos menos que la inflación.

Los datos muestran una leve recuperación de los salarios luego del bimestre de abril y mayo, el período que coincidió con la etapa más dura de la cuarentena por el que la mayor parte del sector privado se mantuvo inactivo.

Tal es así que en sendos meses los salarios del sector privado formal cayeron 0,2%, mientras que la porción informal tuvo un alza de 0,2% en abril y una contracción de 0,1% en mayo. Los públicos, en tanto, no perdieron: avanzaron 0,6% y 0,5%, respectivamente.

La ponderación del Indec parte de que el 50,16% del universo es del sector privado formal y el 19,93% del segmento informal, mientras que el 29,91% restante es del sector público.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios