Los precios mayoristas desaceleraron en julio pero en agosto volverían a volar

Subieron casi 5%, un ritmo más lento que los picos que se dieron en mayo y junio, de 7,5% y 6,5% respectivamente. Así, aprovecharon en forma moderada la paz cambiaria del período, algo que no ocurriría con la próxima medición, donde se sentirían de lleno las turbulencias más recientes y los efectos del aumento en nafta y electricidad.

Luego de los picos de mayo y junio, cuado vio subas de 7,5% y 6,5% respectivamente, el Indice de Precios Mayoristas mostró en julio una cierta de desaceleración, cuando exhibió un aumento de 4,7%, según informó el Indec. “Este aumento se explica como consecuencia de la suba de 4,7% en los “Productos nacionales y de 5,6% en los ‘Productos importados‘ , detalló el informe del instituto de estadísticas.

La desaceleración obedeció, según economistas, al efecto combinado de un mes de paz cambiaria, como fue julio, y a un incipiente impacto de los elementos recesivos de la economía, que aún no se refleja en el índice precios minoristas, que ayer saltó 3,1%.

“Durante el último mes tuviste poca volatilidad en el mercado de cambios, lo que tiene una incidencia significa en los precios mayoristas. Si se  observa cómo se compone el índice,  se verá que muchos de los bienes ´transables´ tienen valor internacional y del dólar. Pero es preocupante que, a pesar de encontrarse estable el Tipo de Cambio, hayamos tenido una suba del 4,7% , explicó a El Cronista Ezequiel Estrada, de Ficonomics.

Federico Furiase, de EstudioEcoGo, advirtió sobre el impacto del contexto recesivo en la desaceleración de los mayoristas en julio, al margen de la tranquilidad cambiaria. “Eso le pone límites a la posibilidad de trasladar a precios la presión de costos, es un margen más finito. Es  verdad que eso se ve más en los precios minoristas que en los mayoristas, pero claramente también jugó a favor de la desaceleración.

Tanto Furiase como Estrada no tienen buenas expectativas para la próxima medición de precios mayoristas. Ambos coincidieron que será la medición en la que impactará la turbulencia cambiaria que se atraviesa este mes, pero señalaron, además, que en agosto aparecen aumentos en naftas y electricidad que pega en mayoristas

La relación entre precios mayoristas y minoristas es, aunque con mediaciones, estrecha y anticipatoria. Si los primeros muestran una evolución con tendencia a la suba es casi inevitable que, tarde o temprano, aparezcan las remarcaciones. Por eso, lo siguen a pie juntillas tanto los economistas como el Gobierno, que observa con preocupación que los niveles de inflación discutidos con el FMI están virtualmente desbordados, sin que los precios mayoristas, al menos, puedan mostrar que por esa vía haya una superación.

Tags relacionados

Más de Economía y Política