LA MAYOR A TIENE ALGÚN TIPO DE PRESENCIA EN LA WEB. EL 9O% USA TWITTER

Los políticos usan Internet pero no se animan a la interacción

Excepto para Carrió y Reutemann, para el resto la campaña se instaló en las redes sociales. Los especialistas consideran un error la falta de feedback

Los políticos saben que las nuevas tecnologías se transformaron en un medio imprescindible a la hora de hacer la campaña política. Ya es 2011, año electoral y con miras a los próximos comicios se palpita una diferencia abismal con las campañas anteriores en la Argentina. La mayoría de los políticos ya ha incursionado en la utilización de redes sociales como Twitter y Facebook y plataformas 2.0, creando sus propios sitios y cuentas. ¿Pero en qué medida están implementando un eficiente uso de estas herramientas?
Para los especialistas consultados por El Cronista la falta de interacción en Twitter y Facebook es uno de los principales errores que cometen, ya que no aprovechan el verdadero potencial que tienen estas aplicaciones: conocer de forma directa cuál es el interés y la necesidad del ciudadano para poder acercar su plataforma política y sus propuestas a estas cuestiones. La web 2.0 tiene un lenguaje más desenfadado e informal que los medios tradicionales, por lo tanto, para llegar al público, es necesario utilizar ese mismo lenguaje. Es decir, difundir cuestiones personales y ser o mostrarse más humanos en la comunicación; conversar permanentemente con los usuarios y publicar información en tiempo real.
Sin embargo no es lo que ocurre. De acuerdo a los números de un estudio realizado por la consultora especializada en e-política, Politegia, el 86% de los políticos no interactúa con sus seguidores en las redes sociales. Aún más, el 24% mantiene su perfil de Facebook privado. Esto es realmente un error muy grande en cuanto a comunicación en esta red social. Muchas veces los políticos tienen miedo de lo que puedan publicar los seguidores en sus muros de Facebook o puedan decirles en Twitter. Sin embargo, son los mismos usuarios de estas redes los que al sentirse cada vez más cerca de los políticos, responderán espontáneamente a cualquier comentario adverso, explicó a El Cronista el Director de Politegia, Javier Irigaray.
Por su parte, el especialista en Comunicación Digital y cofundador de SG2, Pablo Capurro marcó un antes y un después a partir de Twitter. Hoy hay un interesante avance en la culturización de la tecnología. En el último año el furor de Twitter borró el fantasma de los políticos ya que encontraron ahí un atajo que les sacó el miedo a la utilización de la web.
Según Politegia, el 90% utiliza Twitter y el 86% de los candidatos posee un sitio web propio.
Los expertos señalaron además como un problema la ausencia de una estrategia de comunicación online, ya que aseguran las plataformas y la comunicación online tienen una lógica diferente a los canales tradicionales y los contenidos deben ser diferentes. Muy pocos candidatos trabaja con equipos especializados en el tema, deberían volcar más inversión en internet, hoy concentrada en medios tradicionales, recomendó Capurro.
Muchos de los beneficios de los nuevos medios son ignorados, especialmente aquellos relacionados con la apertura comunicativa de los candidatos, los contenidos que difunden y la actitud que mantienen frente a la interacción con los ciudadanos, completó Irigaray.
Hay una oportunidad latente pero internet no es para cualquiera, concluyen los expertos. El director de SG2 señaló que más allá de tener o no Twitter también es importante la capacidad del político de generar discusión en internet y ser generador de noticias. Por caso citó el ejemplo de Maradona: no tiene Twitter pero es generador permanente de Twitter. Y un político que tiene Twitter y no sabe utilizarlo, se puede transformar en un boomerang.

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés