Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los petroleros ya negocian una mejora del sueldo en torno al 25%

Empezaron las paritarias la semana pasada y buscan recuperar el salario real perdido en 2016. Aceptarían cerca de 20% si hay suma fija y una cláusula gatillo

Los petroleros ya negocian una mejora del sueldo en torno al 25%

El gremio petrolero ya está en plenas negociaciones con las cámaras empresariales para recomponer los salarios. Desde la semana pasada, los sindicatos mantienen, por su lado, reuniones paritarias en el Ministerio de Trabajo de la Nación con la idea de obtener una mejora en sus ingresos de entre 20% y 25%, con suma fija y cláusula gatillo por si se dispara la inflación.

Aunque los representantes de los trabajadores empezaron a negociar en torno a 25% y algunos plantean cifras cercanas al 30%, según pudo saber El Cronista los sindicalistas se conformarán con cerrar a fin de mes apenas por encima de 20% y con un plus fijo, como el año pasado.

En 2016, ante la demora en las discusiones, la cartera que conduce Jorge Triaca resolvió otorgar al gremio un incremento de 30% (fraccionado en 18% a partir de julio, 5% desde noviembre y 7% en enero) y una suma fija de $ 20.000. La suba lograda por los petroleros, al igual que la de otras actividades, quedó por debajo de la inflación anual, en un momento en que corrían riesgo miles de puestos de trabajo ante los bajos precios internacionales del crudo.

Esta vez, con precios aún bajos pero con la certidumbre de que el Gobierno apuesta todo a Vaca Muerta y a recuperar el autoabastecimiento energético principalmente por la vía de la producción hidrocarburífera, la expectativa es lograr resolver cuanto antes la paritaria y recuperar el salario real perdido el año pasado, que se calcula en 9 puntos porcentuales.

El acuerdo salarial anterior venció el 31 de marzo y los pagos serán retroactivos al 1º de abril. Los sueldos en el sector están por arriba de los $ 40.000 y la actividad es una de las cinco más competitivas del país, según un ranking que elaboró la consultora Abeceb.

Luego de un verano en el que se firmaron adendas para apuntalar la productividad y bajar los costos de las empresas que operan en Neuquén y en Chubut, ahora es el momento de discutir el bolsillo de los trabajadores. Tanto Guillermo Pereyra como Manuel Arévalo, los representantes laborales de base y jerárquicos -respectivamente- de Neuquén, Río Negro y La Pampa ya tuvieron dos reuniones, mientras que para esta semana están convocados los sindicatos de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

José Lludgar, secretario general del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral, le aseguró a este diario que el gremio intentará conseguir todo lo posible respecto al porcentaje y no está tan ocupado en la suma fija. Y aclaró: "Si no hay cláusula gatillo, un aumento de 20% será producto de un mal acuerdo".

Moisés Solorza, secretario gremial de los jerárquicos de Tierra del Fuego y opositor a Lludgar, explicó que sus pares son los que marcan los lineamientos, pero que cerrar por abajo de 25% "sería una estafa hacia los trabajadores y una traición al movimiento obrero petrolero, que está sufriendo los embates de un Gobierno que busca la extranjerización de los recursos naturales y una flexibilización laboral".

En el otro lado de la cadena del negocio, el personal de las estaciones de servicio, que está representado por el massista Carlos Acuña -uno de los tres jefes de la Confederación General del Trabajo (CGT)-, consiguió un incremento de 20% en dos cuotas: la primera se pagará retroactiva a abril y la segunda será a partir de agosto.

El acuerdo llegó en medio de fuertes quejas de los dueños de las estaciones, que denuncian que en el último año perdieron rentabilidad. El sector del Gas Natural Comprimido (GNC), incluso, advirtió la semana pasada que el Gobierno pretendía llevar el precio del GNC a un nivel similar que las naftas (actualmente está en torno al 70%), lo que liquidaría las finanzas de las 2000 estaciones de GNC. Eso fue desmentido categóricamente por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación.