Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los petroleros más duros rechazaron el aumento salarial pero levantaron el paro

Hoy por la tarde se realizará una nueva audiencia con las cámaras. Las negociaciones siguen hasta el viernes. Gremios exigen garantía de estabilidad laboral

Ávila advirtió que si no hay respuestas retomarán las medidas de fuerza

Ávila advirtió que si no hay respuestas retomarán las medidas de fuerza

Tal como habían anticipado, los sindicatos petroleros más duros rechazaron la resolución del Gobierno de fijar un aumento del 30% en tres tramos hasta marzo de 2017 con un adicional de $ 15.000. Sin embargo, decidieron abrir el diálogo y finalizar el paro de 48 horas iniciado la noche del domingo, al tiempo que resolvieron suspender una nueva medida de fuerza por 72 horas.

Así lo informó el diputado provincial y referente del gremio, Carlos Gómez, al termino del encuentro de los gremios del sector con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y las cámaras empresarias del sector. Al respecto, el dirigente aseguró que "las resoluciones dispuestas (en la víspera) por el Ministerio de Trabajo quedaron sin efecto y hubo consenso de todas las partes para volver a reunirse mañana (por hoy), encaminar la paritaria como corresponde y definirla durante miércoles y jueves, siempre priorizando la pauta salarial".

Uno de los puntos que motivó el rechazo es que el incremento alcanzaba solo a la gente que está trabajando en yacimiento, mientras que hay muchos trabajadores que se encuentran suspendidos por procedimiento preventivo de crisis.

Al cierre de esta edición, el Ministerio de Trabajo no había informado respecto de la reunión ni su contenido. Desde el Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, que conduce Jorge "Loma" Ávila, se indicó que "mañana (por hoy) se retomará la discusión paritaria y, por el momento, quedó desactivado un nuevo paro por 72 horas que podría realizarse el lunes en caso de no obtener respuestas".

Gómez, por su parte, explicó que "el gobierno nacional aceptó los fundamentos del secretario general Ávila respecto a las falencias de las resoluciones del Ministerio con un aumento condicionando los derechos adquiridos de los trabajadores" pero destacó "la predisposición oficial y de las cámaras de reconocer los errores que surgen de las mismas".

El diputado reiteró que "como primera exigencia está la garantía de estabilidad laboral y tratar el acuerdo sin ningún tipo de extorsión. Antes de resolver aumento primero que garanticen los puestos de trabajo". Pocas horas antes de la reunión –que se extendió durante más de dos horas en la cartera laboral–, Ávila había cuestionado las medidas del Gobierno al ironizar que "fue escrita por el sector empresario".

El gremialista argumentó que la disposición "establece un incremento de sueldo pero lo condiciona a que los trabajadores reduzcan horas de la jornada laboral, lo que rebaja el salario en un 40%". "La resolución (ministerial) que fija un aumento salarial dice que si en 30 días nosotros no podemos reducir las horas de la jornada laboral, no vamos a tener el aumento del 30%; es muy desprolija", criticó Ávila en declaraciones a Radio 10. Además de los petroleros de Chubut, sus colegas de

Santa Cruz y Mendoza tampoco aceptaron el incremento salarial dispuesto por resolución. Sí lo hicieron, en cambio, los de Tierra del Fuego, Río Negro, Neuquén y La Pampa, encabezados por el gremialista y senador nacional por el MPN, Guillermo Pereyra.

Por la mañana de ayer, Ávila había destacado que mantuvo conversaciones con su par santacruceño, Claudio Vidal, con el de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar, y con Julián Matamala de los jerárquicos de Cuyo y La Rioja, y advirtió: "las posiciones son las mismas, que no se pueden aceptar estas resoluciones". "Estamos perdiendo un promedio de 800 puestos laborales y para adelante tenemos alrededor de 2000, eso solo en Chubut, si sumamos Santa Cruz hay otros 3000; es decir un total son 5000 puestos laborales", aseguró el líder petrolero.