Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los gobernadores llamaron a discutir un proyecto alternativo de Ganancias

Los mandatarios evitaron pagar el costo de quedar ellos como quienes frenaron la iniciativa opositora. Piden atender el efecto sobre las finanzas públicas provinciales

Gobernadores del PJ se reunieron ayer en el hotel Savoy tras expresar en el Senado su rechazo al proyecto

Gobernadores del PJ se reunieron ayer en el hotel Savoy tras expresar en el Senado su rechazo al proyecto

Ni los malos de la película ni tampoco ser extras, condenados a asentir en silencio ante la Casa Rosada. Esa pareció ser la premisa de los nueve gobernadores, la mayoría del peronismo, que se reunieron en el Hotel Savoy, a dos cuadras del Congreso donde se definía el freno al debate parlamentario del proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias que salió de Diputados con las firmas del massismo y el kirchnerismo.

La máxima política de "hay que salir del laberinto por arriba" se tradujo en la cumbre en un respiro para el Gobierno. Los mandatarios, que ya habían criticado la iniciativa opositora, reclamaron un equilibrio: que el presidente Mauricio Macri convoque a todos los sectores para consensuar un nuevo texto. Los operadores renovadores recordaban la carta de su líder del día anterior con un pedido similar. Los mandatarios sumaron una falaz advertencia (porque ya estaba acordada la respuesta positiva oficial): le daban tiempo a la Rosada hasta hoy para que aceptara sus condiciones.

Tratando de evitar pagar el costo de quedar ellos como quienes frenaron un proyecto publicitado como beneficioso, pero asustados también por el costo fiscal de la eventual medida, los gobernadores optaron por transitar la ya no tan ancha avenida del medio. "Nos hemos reunido nueve gobernadores de las más variadas extracciones políticas para analizar esta situación complicada que se ha originado con el tratamiento de la modificación de la ley de Ganancias", anunció el cordobés Juan Schiaretti al finalizar el cónclave. Y le reclamó al Presidente la convocatoria, sin fecha.

Convocados por el sanjuanino Sergio Uñac, preocupado por los impuestos a la minería que fija el proyecto opositor, se sumaron al cordobés los PJ Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco) y Juan Manuel Urtubey (Salta); más el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe) y los patagónicos Omar Gutiérrez (Neuquén) y Alberto Weretilneck (Río Negro).

En paralelo, estos gobernadores y hasta los que en público apoyan el texto de Diputados, enviaron a sus ministros de Hacienda a la Rosada. Funcionarios de 21 provincias (con las ausencias de San Luis y La Pampa) y la Ciudad fueron recibidos por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el director de la AFIP, Alberto Abad. "Habiendo conocido el impacto fiscal real del proyecto (...) los ministros o secretarios de Economía de las provincias acuerdan solicitar al Congreso posponer el tratamiento en el recinto del proyecto hasta tanto se pueda evaluar el efecto sobre las finanzas públicas, sus consecuencias sobre el financiamiento de la obra pública y los efectos sobre los servicios esenciales del Estado", expresa el texto que todos firmaron.

Lo llamativo es que, según la versión oficial, rubricaron el documento ministros de Hacienda de gobernadores que apoyan la iniciativa de Diputados: como el chubutense Pablo Oca o el santacruceño Juan Donnini.