Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los estatales fueguinos acusan a la gobernadora de "liberar la zona"

Tras bloquear la planta de combustibles, los estatales fueron desalojados y apuntan contra la gobernadora. Ya hay otro frente abierto con los intendentes

La gobernadora Bertone ordenó a la policía provincial el desalojo

La gobernadora Bertone ordenó a la policía provincial el desalojo

Los gremios estatales de Tierra del Fuego mantienen en vilo la provincia con el bloqueo a la Casa de Gobierno que lleva 46 días, en el marco de un conflicto por el pedido de derogación de leyes previsionales. Los manifestantes ayer acusaron a la mandataria Rosana Bertone de "liberar la zona", luego de que el martes, grupos de camioneros los desalojaron cuando hacían un piquete frente a la planta de combustibles de Ushuaia. En tanto, la gobernadora acusó a los sindicalistas de impulsar el "anarquismo".

"Se acabó la paciencia", alertó Bertone el martes a la noche, luego de los enfrentamientos que se produjeron entre camioneros y estatales por el bloque a la planta de combustibles Orion, que dejó como saldo una decena de heridos.

En la provincia, ayer, corrió el rumor de que la mandataria ordenaría a la policía provincial desalojar a los manifestantes que bloquean los ingresos a la casa de gobierno provincial, hace 33 días. Esa versión la alimentó el ministro de Salud, Marcos Colman, tras declarar que el hospital de Ushuaia se encontraba en "alerta roja" ante una posible "catástrofe" . Pero Bertone salió más tarde nuevamente a hablar con los medios y rechazó la posibilidad de "contestar a reacciones irracionales, con una mayor irracionalidad de parte del Estado".

La protesta de los estatales continuaba al cierre de esta edición, tras una movilización que se extendió a lo largo de cinco cuadras en la capital provincial, tras ser desalojados de la planta de combustibles. Los manifestantes se presentaron, entre otras acciones, en la puerta de la casa del ministro de Gobierno Gastón Díaz, en Río Grande, para acusarlo de "liberar la zona" y señalaron que el martes dejaron que los camioneros "hagan el trabajo sucio de apalear" a los estatales en la puerta de la planta Orion.

Los estatales iniciaron un paro por tiempo indeterminado a principios de marzo con el argumento de que la nueva ley jubilatoria les quita el 82 por ciento móvil y el control del instituto Ipauss que maneja los aportes previsionales. El otro punto que generó la protesta es que el oficialismo extendió la edad jubilatoria.

En pleno conflicto, la mandataria replicó que "no es posible tener jubilados de 45 o 47 años; es una ecuación que no cierra ni conmigo ni con ningún otro gobernante". Además, desde el gobierno señalaron que la Legislatura aprobó el proyecto de reforma del sistema porque el Ipauss tenía un presupuesto similar al de la ciudad de Bahía Blanca y había personas que se jubilaban a los 50 años de edad, que en los casos de cargos jerárquicos llegaban a cobrar más de $150 mil.

Por otro lado, la mandataria peronista quedó más aislada ayer, tras recibir las críticas del intendente de Ushuaia, el kirchnerista Walter Vuoto. La relación se quebró del todo durante el bloqueo de los estatales a la planta de combustibles. "Nuestros funcionarios estaban abocados a lo que pasaba en la planta Orion, donde había fuego, y la gobernadora no atendió al intendente", acusó Vuoto. Por su parte, el intendente de la ciudad más populosa de la provincia, Gustavo Melella, también salió a reclamar "más diálogo". Eso mismo también salió a exigir el referente del Frente Renovador, Rubén Sciutto, quien advirtió a Bertone que "cada vez está más aislada".

A su vez, desde el Gobierno nacional mantienen distancia del conflicto aunque dicen que el respaldo político "sigue firme". Incluso, añaden que ya cumplieron con la deuda que tenía Nación con la provincia. El último gesto político de la Casa Rosada con Bertone fue el último 2 de abril, cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Educación, Esteban Bullrich, visitaron Ushuaia.