Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los empresarios festejaron la falta de quórum y que se abra el debate legislativo

Aunque firmaron el compromiso para no despedir personal por 90 días, sostienen que la ley antidespidos saldrá de todos modos, aunque posiblemente con cambios

El comité ejecutivo de la UIA

El comité ejecutivo de la UIA

Que el proyecto de ley antidespidos no haya sido aprobado ayer en la Cámara de Diputados por falta de quórum significó un alivio para el sector empresario, que no sólo temía por la sanción de la norma que contempla la doble indemnización por seis meses –más allá del anuncio público del veto por parte del Gobierno–, sino también por la "mala señal política" que ello hubiera generado en términos de la gobernabilidad de Mauricio Macri, admitieron varios hombres de negocios.

Más allá del gesto que dieron la semana pasada –al firmar un compromiso de que no despedirán trabajadores por 90 días– y de que ayer el kirchnerismo en la Cámara baja no logró su objetivo de sacar la ley tal como había llegado del Senado, los empresarios ya no esperan marcha atrás con la doble indemnización. Admiten que comenzará una dura negociación y que la iniciativa muy probablemente salga con cambios en favor de las pequeñas y medianas empresas.

En medio de este tenso debate, las pymes ya fueron beneficiadas con medidas anunciadas el martes por el Ejecutivo. Y probablemente logren mayores ventajas, ya que el Frente Renovador insistirá el miércoles con su proyecto, que contempla un capítulo pyme.

"Los empresarios observaban con preocupación lo que podría haber pasado hoy –por ayer– en el Congreso porque si salía la ley, quedaba sentado un precedente de que el Gobierno no maneja nada. Por lo tanto, lo que finalmente pasó llevó tranquilidad", manifestó el diputado del massismo y dirigente de la UIA, José Ignacio de Mendiguren. El legislador agregó que "las más beneficiadas serán las pymes, que tuvieron anuncios concretos y que se podrán quedar además con más ventajas y el veto parcial de la doble indemnización".

Intimidación

Según el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, "si el kirchnerismo hubiera podido hacer lo mismo que en el Senado, generaban una intimidación" y "es positivo ver que no toda la oposición se alinea automáticamente y que tendremos una Argentina cada vez más parlamentarista".

Respecto de lo que puede ocurrir la semana próxima, existe un abanico amplio de posibilidades que no depende de los empresarios, sino de los políticos. "Tenemos una fuerte expectativa. Es bueno que no se haya votado hoy –por ayer–", enfatizó el empresario.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos, coincidió en que "cayó bien en el empresariado lo sucedido en el Congreso, ya que implica que las decisiones hay que consensuarlas. Y el equilibrio en el Parlamento es muy positivo". Además, remarcó que este debate de la ley antidespidos debe ser una "oportunidad para discutir en profundidad cómo aumentar el empleo, particularmente en los jóvenes".