Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los docentes bonaerenses rechazaron la oferta de Vidal, pero no convocaron a huelga

Se negaron a aceptar el 20% de aumento en dos tramos que propuso el gobierno provincial. Pidieron que se dé marcha atrás con los descuentos que se hicieron en marzo

Los docentes bonaerenses rechazaron la oferta de Vidal, pero no convocaron a huelga

Luego de que desde el gobierno provincial plantaran sobre la mesa una nueva oferta salarial, los gremios docentes bonaerenses la rechazaron y resolvieron instalar hasta el viernes, a modo de protesta, una carpa en la plaza San Martín de La Plata, fijando el próximo martes como límite para que aparezca una propuesta superadora.

El gobierno de María Eugenia Vidal había mantenido el 20% de aumento de sueldos para la paritaria 2017, aunque redujo la cantidad de tramos en los que se iba a pagar, de tres a dos, en abril y septiembre. También duplicó el monto de la suma fija como resarcimiento por la pérdida en relación a la inflación de 2016, pasando de $ 750 a $ 1500 y hasta $ 2500 en el caso de aquellos maestros que tienen dos turnos. Los docentes rechazaron la oferta.

El fracaso de la negociación se dio en el marco de la duodécima reunión de la mesa técnica salarial que se llevó a cabo en La Plata, tras un impasse de 15 días en el que los gremios se habían comprometido a continuar las negociaciones sin medidas de fuerza, con los chicos en las aulas. El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, aseguró que el gobierno provincial seguirá “apostando por el diálogo” y afirmó que la oferta planteada fue “superadora de la anterior”. La nueva oferta representaba un incremento del 11% en los salarios de abril, para luego alcanzar, en un segundo tramo aplicable a partir de septiembre, el 20% global, ajustable por la cláusula gatillo atada a la inflación de este año. Además, se volvió a plantear que para 2018 y 2019 el aumento será en línea con la inflación anual y un 10% extra, lo cual también fue rechazado. Por la tarde, los principales dirigentes del Frente de Unidad Docente de la provincia de Buenos Aries, que agrupa a los gremios de AMET, FEB, Suteba, UDA, Udocba y Sadop; dejaron en claro que el gobierno provincial debe cumplir el fallo judicial que ordena devolver los descuentos operados en las liquidaciones de sueldo. Y cuestionaron la oferta oficial.

“El gobierno no hace una propuesta, racional, inteligente y definitiva”, dijo el secretario general de Udoba, Miguel Díaz, el encargado de abrir la lista de oradores que implicó la apertura de la Carpa Docente bonaerense. Luego fue el turno de Ariel Guede de AMET, que criticó al Gobierno por “no dar respuestas”. Desde UDA, Edith Contrera, consideró oportuno recordar que los docentes “desde el mes de enero, estamos esperando la paritaria nacional” y además resaltó que quienes estaban allí reunidos “no sólo defienden a los docentes en actividad sino que también a los jubilados”.

El titular del Suteba, Roberto Baradel, cerró el acto considerando que están buscando “un salario mínimo por encima del índice de pobreza” y aseguró que “la lucha que se pierde es la que se abandona”.

La situación docente en la provincia de Buenos Aires generó paros masivos en marzo, mes en el que sólo hubo clases en cuatro de los 19 días hábiles. Durante la mayor parte de abril se continuaron las negociaciones, pero los docentes decidieron retomar la actividad y asistieron a las aulas.