Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los cuatro años de la procuradora Gils Carbó, el eslabón kirchnerista que Macri no pudo jubilar

Los cuatro años de la procuradora Gils Carbó, el eslabón kirchnerista que Macri no pudo jubilar

El 29 de agosto de 2012, Alejandra Gils Carbó asumió como procuradora general de la Nación y dio inicio a un período de cuatro años de gestión que se cumplen hoy. En el medio, corrió mucha agua bajo el puente, con etapas signadas por una relación de afinidad con el gobierno de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y con un vínculo hostil, que depende el momento se apacigua o se exaspera, con el Ejecutivo de Mauricio Macri, que buscó desplazarla de su cargo desde el primer día que asumió, aunque después de ocho meses como Presidente, no logró cumplir con su cometido.

El paso de Gils Carbó por la Procuración en este tiempo puede observarse desde dos ópticas. Por un lado, aquellos que resaltan que potenció el rol del Ministerio Público, y por el otro, quienes creen que fue una militante del proyecto Nac&Pop kirchnerista.

Macri se ubicó en esa segunda línea. Crítico de la procuradora, intentó que renuncie desde el 10 de diciembre. No tuvo éxito, pero insistió proponiendo una nueva ley que limite el mandato de los jefes de fiscales. La llevó al Congreso, que la tiene frenada.

Ideóloga de Justicia Legítima, una agrupación judicial que responde al kirchnerismo, Gils Carbó nunca se definió como militante del FPV "No soy K", repite desde hace años. Y resalta que en los últimos meses intensificó el trabajo de los fiscales en las causas que investigan maniobras de corrupción entre el empresario Lázaro Báez y los Kirchner.

También destaca que firmó resoluciones favorables para el PRO. No fue así en las últimas semanas. Tras recomendarle a la Corte suspender los aumentos tarifarios de gas, debe resolver antes del 6 de septiembre la validez de las subas de luz en la provincia de Buenos Aires. Difícil que cambie su opinión.