Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Créditos privados en pesos despegan y cierran 2016 impulsados por el consumo

Luego de permanecer estancados durante los primeros ocho meses, las líneas relacionadas al consumo y el comercio son las que empujan los créditos.

Créditos privados en pesos despegan y cierran 2016 impulsados por el consumo

La dinámica de los créditos bancarios al sector privado cierra el año en franco sentido ascendente, luego de permanecer estancados (e incluso retrocediendo) durante los primeros ocho meses. Principalmente impulsados por el comportamiento de las líneas vinculadas al consumo y al comercio, los préstamos crecen a un ritmo intermensual por encima de la inflación durante los últimos tres meses del año.

Si bien todavía los datos de diciembre son parciales, la aceleración marca un claro cambio de tendencia. Por su parte, los depósitos privados también aceleran su expansión en el último trimestre del año, impulsados principalmente por la mayor colocación de fondos en moneda extranjera. Todo esto, en un contexto en el cual las tasas de interés, tanto pasivas como activas, tienden a la baja.

Con datos hasta mediados de mes, se tiene que en diciembre los créditos al sector privado en pesos crecen 4,3% m/m (intermensual), marcando una aceleración respecto de meses recientes (2,4% m/m septiembre, 2,5% m/m octubre y 3,3% m/m noviembre) y; marcando también, un quiebre en la marga performance registrada durante los primeros ocho meses del año (0,5% m/m promedio).

A su vez, la subdivisión por tipo de línea refleja que, aquellas vinculadas al consumo en pesos (Personales y con Tarjeta) se han acelerado sensiblemente pasando de 3,1% m/m en octubre a 4,7% m/m en noviembre y 5,3% m/m ahora. En detalle, durante diciembre los créditos en tarjeta crecen 7,2% m/m, mientras que los préstamos personales lo hacen al 3,5% m/m.

Por su parte, las líneas comerciales (Adelantos en Cta. Cte., Documentos a sola firma, Documentos comprados y descontados, entre otros), pasaron de crecer 1,8% m/m en octubre y 1,2% m/m en noviembre a expandirse 3,3% este mes, un pico para la serie desde noviembre del año pasado. Por último, aquellas líneas pactadas mediante Garantía Real (Hipotecarios y Prendarios), pasaron de crecer 2,1% m/m en octubre y 4,2% m/m en noviembre, para ahora recortar su ritmo hasta 3,7% m/m. En este caso se observa un buen ritmo dentro de los préstamos prendarios que se expanden 5% m/m, mientras que los hipotecarios lo hacen al 2,6% m/m.

Por su parte, el total de créditos en dólares, luego de crecer a tasas superiores al 10% m/m durante el año, estabilizan su ritmo de expansión en torno a 3,0% m/m. Con líneas comerciales y de consumo creciendo 2,6% m/m este mes y, aquellas con garantía real, expandiéndose por encima de 20% m/m, con fuerte impulso de las financiaciones prendarias en dólares (30% m/m).

Del otro lado del mostrador, los depósitos del sector privado en pesos crecen 3,6% m/m este mes, acelerando paulatinamente su dinámica desde el 0,7% m/m observado durante el mes de julio. La aceleración, viene dada principalmente por el impulso que han tenido los depósitos en Caja de Ahorro y Cuenta Corriente, que crecen 9,4% m/m y 13,1% m/m, respectivamente este mes. Los Plazos Fijos en pesos -que representan aproximadamente la mitad del total de la cartera- pasaron de crecer 0,5% m/m en noviembre, a retroceder 4,3% m/m este mes; siempre tomando datos parciales disponibles.

Por su parte, los depósitos en moneda extranjera se incrementaron en forma sustancial tanto en octubre como durante noviembre (24,5% m/m y 26,9% m/m, respectivamente) y, si bien continúan manteniendo un ritmo considerable, recortan su expansión hasta 14% m/m durante el corriente mes. En detalle, la motorización de las colocaciones en dólares se da por el comportamiento de las Cajas de Ahorro en dicha moneda, que crecen 20,1% m/m.

Detrás del comportamiento de los depósitos y los créditos en pesos operan los movimientos de tasas, tanto pasivas como activas. Como se observa en los gráficos de más abajo, la tendencia la baja en las tasas de uno y otro tipo, ya son generalizadas, aunque algunas más agudas que otras. En este sentido, las tasas pasivas han mostrado un fuerte descenso a partir de mediados de año.

En particular, la tasa nominal anual de los depósitos minoristas paso de un pico de 28,7% anual a mediados de mayo, hasta ubicarse en torno a 18,7% anual ahora. Por su parte, la tasa por depósitos de más de un millón de pesos (BADLAR), paso de un pico de 31% anual a fines de mayo a 20% ahora, desincentivando la colocación a plazo en pesos.

Por su parte, las tasas de interés que cobran los bancos por sus préstamos muestran un recorte persistente, aunque heterogéneo según el tipo de línea que se analice.