Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los aumentos de tarifas le dan los primeros frutos al Gobierno: bajaron 23% los subsidios a la energía

Dentro del objetivo oficial de reducir el gasto, los subsidios son el blanco buscado. El dato de enero muestra una caída importante contra el mismo mes de 2016

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, fijó dentro de sus prioridades achicar el déficit público

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, fijó dentro de sus prioridades achicar el déficit público

En línea con lo que pretende el Gobierno de reducir el gasto público a expensas de otorgar menores subsidios, en enero los que se otorgaron al sector energético cayeron un 23% en comparación con igual mes de 2016 y llegaron a $ 2891 millones, frente a los $ 3754 millones que habían salido de las arcas públicas en enero del año pasado.

Pero la caída es más significativa porque la diferencia se esgrime comparando contra enero de 2016, mes donde aún no se había aplicado la suba de tarifas. Ese tarifazo se tradujo en un "ahorro" fiscal de casi $ 1000 millones.

Además de enero que fue el de menores erogaciones por este concepto de todo el año pasado. Excepto algunos meses puntuales, como agosto y noviembre, en el resto se puede observar una evolución creciente en el gasto en subsidios a la energía: comenzó con $ 3754 millones pero terminó, en diciembre, en $ 56.827 millones, más de 15 veces más la erogación original.

Frente a una consulta de este diario, desde Hacienda explicaron que el salto en el rubro de subsidios a la energía en diciembre se debió "porque se le transfirieron recursos a Cammesa para que cancele deudas y consiga mejores precios en nuevos contratos con proveedores". De los casi $ 57.000 millones del rubro, más de la mitad salieron por este concepto: puntualmente fueron $ 35.000 millones en diciembre.

De hecho, durante 2016 el 65% del total de los subsidios energéticos fueron destinados a Cammesa, que tiene, entre otros fines, a su cargo las compensaciones a la generación y a la distribución eléctrica.

De acuerdo a un informe de ASAP (Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública), al sector energético se transfirió el año pasado un poco más de $ 211.000 millones (que implicó un alza de 53% respecto a 2015). De este monto, $ 142.000 millones fueron a Cammesa, que implicó un aumento de 58% con respecto al año anterior.

Enero

En enero los subsidios económicos llegaron a $ 8980 millones, una reducción de 6,7% frente al mismo mes del año pasado, según surge del informe complementario de evolución de los ingresos y gastos que ahora incluye el Ministerio de Hacienda junto al resultado fiscal.

El propio ministro Nicolás Dujovne, en la presentación a las prensa de las modificaciones metodológicas y de metas fiscales sostuvo que la manera de reducir las erogaciones será a través de menores transferencias de carácter económico. "Queremos mejorar la composición del gasto público. La Argentina gasta mucho en subsidios que hay que ir eliminando. Y a medida que lo logremos, tenemos que ir aumentando el gasto en infraestructura para tener mejores rutas, mejores hospitales", prometió.

El año pasado, más allá de las idas y vueltas en los intentos de aplicar las subas en las tarifas de gas, agua y electricidad, audiencias públicas mediante, se concretaron fuertes incrementos en los servicios públicos que oscilaron en torno al 200% (en promedio) a los 500% de aumento.

Aún así, los subsidios al sector energético crecieron fuerte en 2016, un 53%, mientras que en 2015 lo habían hecho sólo un 8%. De todos modos, desde ASAP identificaron que durante el año pasado se contabilizaron "una serie de gastos que corresponden al ejercicio 2015, por deudas derivadas del denominado Plan Gas que no fueron imputados en aquel ejercicio".

No obstante, hubo otros factores que hicieron que la dinámica de la evolución de estas transferencias fuera en aumento en 2016: la interrupción de los aumentos en los cuadros tarifarios de los servicios públicos, dispuestos en marzo del año pasado, y la devaluación monetaria llevada a cabo en diciembre del año 2015.

En la composición, Cammesa fue el principal destinatario, con un 65% del total. Le siguió, con un 20%, los destinados al Programa de Inyección Excedente de Gas Natural denominado "Plan Gas", con un total de $ 43.000 millones, que es el que garantiza a los productores locales precios de u$s 7,5 por millón de BTU, subsidiando las brechas entre este valor y los precios de mercado.