Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los analistas creen que la economía requiere que se profundice la baja de tasas

Identifican que aún la política monetaria es contractiva. Sorprendió el recorte de la tasa interés por expectativas de inflación por arriba de meta del BCRA

Los analistas creen que la economía requiere que se profundice la baja de tasas

La baja de tasa de ayer por parte del Banco Central sorprendió a los analistas. Aún así, la consideran insuficiente para ayudar a estimular la reactivación económica, que terminaría este año con una contracción de en torno al 2%. Un punto en común en el que coincidieron los especialistas es que la elevada tasa en términos reales da margen para que los recortes que se apliquen en las próximas semanas sigan en la misma línea.

Martín Polo, de Analytica, identificó dos aspectos relevantes en materia de "fertilizar los brotes verdes": el punto de partida debería ser una baja más agresiva en la tasa de interés y poner primera en la obra pública. Según dijo, "sobra tasa; son ampliamente positivas y, por lo tanto, hay margen para bajarlas".

De todos modos, para que el impacto se traduzca a la economía, se debe trasladar a las tasas de los préstamos. Aún así, Polo sostuvo que una tasa de 26,75% (vigente hasta ayer) "está trayendo complicaciones, sobre todo para las pymes, que no pueden conseguir financiamiento".

Por ese motivo, calificó que la baja de tasa de ayer va en la dirección correcta. "Estamos en un nivel de inflación, por debajo de 20% en el dato anualizado", detalló.

El Banco Central redujo su tasa de política monetaria ayer desde 26,75% hasta el 26,25%. Lo hizo luego de siete licitaciones de Lebacs en la que la mantuvo. Según venía diciendo la autoridad monetaria, las expectativas de inflación seguían aún por arriba de la meta del 17% impuesta para el año próximo, razón por la cual, no bajaba la tasa. Si bien en el último REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado) la inflación esperada para 2017 disminuyó levemente de 20% a 19,7%, el BCRA consideró que era momento de bajar la tasa.

"La decisión es un poco inesperada, en el sentido que en los últimos comunicados el Central se había mostrado muy duro y había dado argumentos muy específicos de porqué no bajaba las tasas", señaló Maximiliano Castillo, de la consultora ACM. No obstante reconoció que "hay un periodo en el que las tasas tienen que ser un poco más altas para generar expectativas y que paga un costo para ganar reputación".

Para Hernán Hirsch, además del efecto en la actividad, tuvo que haber pesado también la apreciación en el tipo de cambio: ayer el dólar mayorista bajó y perforó los $ 15. "Si efectivamente hay baja en la tasa de inflación, está justificado el recorte en la tasa; caso contrario, mostraría que el objetivo inflacionario estaría chocando el de crecimiento y, al enfrentarlos, empezaría a perder credibilidad", advirtió.

También Gabriel Caamaño Gómez, de Consultora Ledesma, reconoció que se está pagando un costo alto, "más allá que por el nivel de actividad, por una apreciación del tipo de cambio". Explicó que es conveniente para los bancos centrales elegir senderos suaves a otros abruptos en el recorte de las tasas. Por ese motivo, identificó que "si no retomaba las bajas, después lo iba a tener que hacer a ritmo más rápido". No obstante, dijo que aún así la tasa si gue siendo positiva en términos reales y que también continúa la política monetaria contractiva.