Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Los activos argentinos en el exterior alcanzan para la deuda pública y privada y sobran u$s 55.381 millones

Son datos estadísticos del INDEC para fines de 2015. En total, entre el Estado, las empresas y los particulares residentes en la Argentina suman u$s 272.594 millones en inversiones y bienes fuera del país. Los pasivos externos llegan a u$s 217.213 millones.

Los activos argentinos en el exterior alcanzan para la deuda pública y privada y sobran u$s 55.381 millones

Lejos de ser deudora, la Argentina tiene una posición internacional acreedora por más de 55.000 millones de dólares. Dicho de otro modo, los activos que el Estado, las empresas y los privados tienen fuera del país alcanzarían para pagar el total de la deuda externa pública y privada y aún sobrarían u$s 55.381 millones, según las estadísticas oficiales.

El INDEC presentó hoy su informe de Posición de Inversión Internacional del año 2015. Como otros informes que viene realizando, incluye también una revisión de los datos difundidos durante los últimos años del kirchnerismo, con modificaciones tanto al alza como a la baja.

A fines del año pasado, los activos argentinos en el exterior –que incluyen, por ejemplo, inversiones en títulos públicos y acciones extranjeras, divisas y oro pero también activos como sucursales en el extranjero o incluso viviendas- sumaban u$s 272.594 millones, u$s 4585 millones más que en 2014.

Los pasivos externos –deuda pública y privada, inversión extranjera en el país, entre otros- sumaban en tanto u$s 217.213 millones, lo que representa un incremento de u$s 20.345 millones con respecto a 2014.

De allí que la “posición neta”, es decir, el saldo entre los activos y los pasivos argentinos en el exterior, fuera a fines de 2015 de u$s 55.381 millones.

La postura acreedora se redujo en más de u$s 15.000 millones, en particular por el deterioro de las cuentas del Banco Central producto de las caída de reservas y el aumento de sus pasivos a raíz del “swap” con China.

El INDEC puntualizó que, “del total de activos externos a diciembre del 2015 (…) 10,8% corresponden al sector bancario, 3.9% al sector público no financiero y 85,3% al sector privado no financiero”. El incremento de los activos se explicó en su totalidad por el sector privado no financiero, cuyos activos en el exterior crecieron u$s 9946 millones (en parte por lo que se denomina fuga de capitales) y más que contrarrestaron la caída de u$s 5844 millones en las reservas internacionales del Banco Centra.

Del total de pasivos, en tanto, “42,2% corresponde a inversión directa, 22,0% a inversión de cartera, 1,7% a derivados financieros, y 34,1% a otra inversión”. El aumento de los pasivos se explica sobre todo por el mayor endeudamiento externo y el “incremento de la inversión extranjera directa a través de la reinversión de utilidades”, en parte como consecuencia del cepo.

La posición acreedora de la argentina venía creciendo de un año al otro en una tendencia que recién se cortó en 2015. Con los números revisados, la posición neta pasó de u$s 41.495 millones en 2010 a u$s 52.556 millones en 2011, u$s 60.873 millones en 2012, u$s 64.447 millones en 2013 y u$s 71.140 millones en 2014.