Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lorenzetti recordó a Fayt como “un hombre íntegro” y de “gran espíritu”

El titular de la Corte Suprema señaló que el fallecido decano “pasó por momentos difíciles, como todos nosotros, pero siempre con una gran entereza”.

Lorenzetti recordó a Fayt como “un hombre íntegro” y de “gran espíritu”

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, recordó hoy al fallecido decano del máximo tribunal Carlos Fayt como “un hombre íntegro” y de “gran espíritu”.
 
“Él tuvo, como todos nosotros, presiones de todo tipo, pero él siempre se movió dentro de la Corte, pensó institucionalmente, tuvo los ataques que puede tener cualquier juez de la Corte cuando tiene que decidir”, sostuvo
 
En declaraciones al canal TN pasada la medianoche, tras conocerse la muerte de Fayt a los 98 años, Lorenzetti dijo que “uno recuerda momentos donde se pedía que él dejara su función judicial”, en referencia a la embestida del anterior gobierno kirchnerista.
 
Al respecto, evocó que “cuando él tomó la decisión de retirarse, lo conversó con nosotros”.
 
“Estamos muy apenados, porque teníamos un gran cariño todos los jueces de la Corte por él. Tuvimos una relación excelente durante tantos años, un hombre íntegro, un hombre que trabajó siempre en función de la Corte, del Tribunal”, puntualizó.
 
Lorenzetti señaló que Fayt “pasó por momentos difíciles, como todos nosotros, pero siempre con una gran entereza”.
 
Lo rescató además como “un hombre de una gran formación jurídica, un hombre con un gran equilibrio, y además habíamos entablado una relación personal de muchísimo cariño”.
 
“Nos ha golpeado duro, estamos muy afectados. Era un hombre de un gran espíritu”, acotó.
 
Asimismo, el presidente de la Corte subrayó que “en lo personal siempre me apoyó mucho y me ayudaba mucho en las decisiones a tomar, porque hemos pasado momentos de mucha intensidad y dificultad, y él tenía serenidad”.
 
“Se merece todo nuestro respeto, nuestro homenaje y nuestro recuerdo”, completó.