Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

López se desligó en la causa Sueños Compartidos y hoy esperan a Bonafini

En la causa que investiga la desviación de $ 206 millones, el ex funcionario apuntó a su ex subalterno. Y si la titular de Madres no va a Tribunales, podrían llevarla a la fuerza

La valuación de la casa de López en Tigre, foco de investigaciones

La valuación de la casa de López en Tigre, foco de investigaciones

Preso por llevar a la madrugada bolsos con más de u$s 9 millones a un convento en General Rodríguez, José López declaró ayer en otra causa en su contra: el ex secretario de Obras Públicas kirchnerista negó ayer las acusaciones por el programa "Sueños Compartidos", por supuestamente haber omitido controles que habrían derivado en el desvío de $ 206 millones de las arcas públicas y atribuyó las responsabilidades de fiscalización a las provincias, las comunas y su ex número dos, Abel Fatala.

El ex funcionario, detenido por enriquecimiento ilícito, aseguró que como estaba estructurado el sistema, eran las provincias o los municipios los encargados de contratar y controlar el avance de las construcciones. Y López endilgó "el seguimiento principal de la obra" al "subsecretario de Obras Públicas", es decir, Fatala.

Además, aseguró que cuando estalló el escándalo tras el alejamiento de los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, en mayo de 2011, él ordenó hacer auditorías donde se detectó que "el avance financiero y físico de las obras se condecía" con el dinero entregado por las arcas públicas.

De esta manera, López se defendió de las imputaciones en la causa "Sueños Compartidos", en donde el lunes próximo deberá declarar el ex ministro de Planificación y hoy diputado Julio De Vido.

Sin embargo, la expectativa estará puesta en lo que sucederá hoy: para las 10 de la mañana está citada Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, quien ya faltó a una primera audiencia. El juez Marcelo Martínez De Giorgi, a cargo de la investigación, deberá resolver si ordena su detención, para ser llevada a declarar por la fuerza, si es que la dirigente decide no aparecer en los tribunales.

La Fundación de Madres de Plaza de Mayo recibió $ 748.719.414 para llevar adelante la construcción de viviendas sociales y centros sanitarios, pero se habrían desviado $ 206.438.454, según establece la causa.

Ayer López fue trasladado de la cárcel de Ezeiza, donde cumple arresto desde el 14 de junio pasado, cuando lo atraparon en el convento. Por ese caso, ayer fue declarada inimputable la "Madre Alba", superiora del monasterio (ver aparte). Fuentes judiciales contaron que desde que está preso bajó quince kilos, pero lo notaron "muy colaborador y entero", distinto a como lo habían visto en las primeras horas después de su arresto.

En el marco de la causa de "Sueños Compartidos", durante casi dos horas de indagatoria, López explicó cómo era el sistema de contrataciones y derivó el control de las obras en sus subsecretarios, Fatala (de Obras Públicas), que fue indagado anteayer, y el fallecido Luis Bontempo (de Desarrollo Urbano y Vivienda). Según explicó el ex número dos de De Vido, "el responsable jurisdiccional, provincial o municipal aprobaba el certificado de avance de obra, el cual una vez aprobado por la jurisdicción era enviado al organismo nacional".