Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Estacionar en el centro saldrá más caro: las tarifas del parquímetro aumentan 25%

La hora de estacionamiento medido pasa de $ 8 a $ 10, y a mitad de año se pagará más en zonas de alta demanda. Ya no harán falta cospeles, y se podrá encontrar lugar a través de una aplicación. Las grúas de acarreo llegarán a 13 de las 15 comunas

Estacionar en el centro saldrá más caro: las tarifas del parquímetro aumentan 25%

A la par con los aumentos en el transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), el Gobierno porteño anunció un incremento del 25% en el Servicio de Estacionamiento Medido (SEM), que llevará la hora de aparcamiento de $ 8 a $ 10.

La nueva tarifa comenzará a regir en las próximas horas, y a partir del segundo semestre se incrementará con la llegada de nuevas terminales de registro, que desplazarán a las actuales tickeadoras con cospeles, cuya adquisición se torna muchas veces dificultosa.

Junto con las nuevas terminales en la calle, regirá un nuevo esquema tarifario, con beneficios para los residentes y recargos para los visitantes.

-La tarifa “progresiva 1” llevará a los visitantes a pagar el 100% del valor por hora, que irá aumentando de acuerdo al tiempo que permanezca el vehículo estacionado. El residente, en cambio, pagará la mitad.

-La tarifa “progresiva 2” fija el pago del 100% del valor de estacionamiento para el visitante, que también aumenta a razón del tiempo que se permanezca. Los residentes, en cambio, tienen gratis las 12 horas que funciona el SEM (de 8 a 20).

-La tarifa simple, en tanto, habilitará a los residentes a no pagar en ningún horario, y a los visitantes el 100% del parking.

Con los tótems licitados por la Secretaría de Transporte se podrá abonar por estacionar en la calle con tarjeta de crédito, de débito y SUBE. Además, se reemplazará el ticket en papel —que ya no deberá ser exhibido en el parabrisas— por una factura digital.

Las nuevas máquinas también permitirán el pago de servicios y la carga de la SUBE, y la renovación del estacionamiento sin importar la ubicación del vehículo.

Las grúas de acarreo extenderán su dominio

El cambio tecnológico es solo uno de los aspectos del cambio del Sistema de Estacionamiento Medido (SEM) aprobado en la última modificación del Códito de Tránsito y Transporte en la Legislatura en diciembre de 2016, a través de la ley 5728.

Las terminales multipropósito se extenderán más allá de las comunas 1 (barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución), 2 (Recoleta), 3 (Balvanera y San Cristóbal) y 14 (Palermo). En un futuro no muy lejano, se cobrará por dejar el auto en la calle en 13 de las 15 comunas, de 8 a 20 en días hábiles, y de 8 a 13 los sábados.

La misma norma habilitó al Gobierno porteño a lanzar la concesión del servicio de acarreo de vehículos mal estacionados, que hasta hoy explotan dos compañías con contratos precarios, en jurisdicciones ya demarcadas. Ahora, el territorio pleno de la capital federal quedará dividido en cinco zonas, donde operarán las grúas de remolque con 9 playas a disposición.

Con el aumento del estacionamiento medido, también sube el acarreo: los infractores deberán pagar $950 por retirar sus vehículos removidos de la vía pública.

Con la nueva extensión del territorio para grúas y estacionamiento medido, los espacios pagos pasarán de 4.000 a 87.000 plazas, en cerca de 10.000 de las 24.400 cuadras de Buenos Aires. Se estima que abarcaría al 45% de las calles y avenidas porteñas.