Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Llega alta funcionaria de la UE con promesas de créditos y cooperación bilateral

Federica Mogherini se reunirá con la canciller Susana Malcorra y su equipo. También se verá con Macri. La acompaña una funcionaria del Banco Europeo de Inversiones (BEI)

En el marco de la decisión del gobierno de Mauricio Macri de retomar las relaciones internacionales, a las visitas del premier italiano Matteo Renzi; del presidente francés Francois Hollande, y del mandatario norteamericano, Barack Obama –que llegará a fin de mes–, se sumará hoy la de la Alta Representante de la Unión Europea por la política exterior y de seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, Federica Mogherini, quien mantendrá reuniones con el Presidente, la canciller Susana Malcorra y empresarios europeos en la Argentina.

Se trata de la más alta funcionaria de la UE que visita la Argentina en la última década, informaron fuentes de la embajada. Lo hará en un contexto en el que el Gobierno de Macri busca relanzar los acuerdos comerciales con el mundo, incentivar inversiones y mantener una agenda activa en materia internacional. Incluso, Mogherini llegará acompañada por una funcionaria del Banco Europeo de Inversiones (BEI), ya que, según trascendió, el objetivo de la entidad financiera es destrabar créditos para proyectos de infraestructura en el país, de los cuales no necesariamente participen empresas de Europa en forma exclusiva.

La Alta Representante de la UE será recibida a las 10 por Malcorra en el patio del Palacio San Martín e inmediatamente se le hará una ofrenda floral en el monumento de San Martín, en la plaza homónima. Luego, Mogherini se reunirá con la canciller y todo su equipo y a las 12 partirá hacia la quinta de Olivos, donde mantendrá un encuentro con Macri. En ese contexto, la funcionaria europea le ratificará la invitación a Bruselas, que podría concretarse durante el segundo semestre del año por la ajetreada agenda durante estos meses que se avecinan.

Luego, almorzará con Malcorra en la Cancillería y por la tarde habrá una conferencia de prensa. A su término, Mogherini se reunirá con la Eurocámara en la sede de la Cámara de Industria y Comercio Argentino-Alemana.
"Como acordaron Mogherini y Malcorra durante su reunión en Davos en enero pasado, la UE y la Argentina están determinados a aprovechar las oportunidades actuales para incrementar en forma significativa la cooperación tanto bilateral como bi-regional en foros como el Mercosur y la UE-Celac", según indicó la embajada de la UE en un comunicado de prensa. Además, "la visita pondrá en evidencia la gran importancia que la UE atribuye al rol de la Argentina en América latina y como un socio G20", agregó el parte.

Otro de los temas que podrían anunciar las funcionarias es un avance concreto en el acuerdo UE-Mercosur, como por ejemplo, fijar una fecha para el intercambio de ofertas. Ello podría ocurrir entre abril y mayo, antes de que Uruguay traspase la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela, ya que el mandatario bolivariano Nicolás Maduro no está de acuerdo en impulsar el acuerdo. Fuentes de la UE informaron que si bien Francia, Irlanda y Polonia han sido un impedimento, hoy no obstaculizarían el tratado.

A nivel local, existe temor en las industrias por las concesiones que se realicen en materia industrial. Los empresarios no apoyarán cualquier acuerdo. "Cuando los Tratados de Libre Comercio se realizan entre economías asimétricas, siempre se terminó por ahondar en las diferencias en lugar de igualar las economías", sostuvo el presidente de Cgera, Marcelo Fernández.

Mogherini y Malcorra también restablecerán la comisión conjunta bilateral, que funcionó durante varios años y en la que las partes fijaban una agenda de prioridades sobre las cuales trabajar.