Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lijo procesó a Parrilli por el supuesto encubrimiento de Pérez Corradi

Según la denuncia, el ex titular de la AFI sabía que el prófugo por el Triple Crimen estaba en Paraguay. En tanto, el ex funcionario K recusó al juez y reclamó a la Corte por las escuchas

Lijo procesó a Parrilli por el supuesto encubrimiento de Pérez Corradi

Como se preveía, luego de la difusión de una segunda supuesta escucha telefónica, el juez federal Ariel Lijo procesó ayer al ex jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli por el también supuesto delito de encubrimiento agravado de Ibar Pérez Corradi, quien fue detenido en junio de 2016 tras estar prófugo 4 años en el marco de la causa por el triple crimen de General Rodríguez.

El magistrado consideró que Parrilli, en su carácter de director de la AFI, cargo que asumió luego de ser secretario general de la Presidencia, ocultó los informes producidos por la Dirección de Contrainteligencia de ese organismo para colaborar con que el entonces prófugo Pérez Corradi eludiera a la Justicia en Paraguay, donde estuvo oculto. En su resolución, Lijo consideró que en 2015 el entonces jefe de Inteligencia omitió elevar a los fiscales datos precisos del paradero del prófugo, obtenidos por dos agentes por él designados para esa tarea.

"Parrilli sabía dónde estaba Pérez Corradi y no se lo comunicó a nadie", afirmó Lijo ayer en Radio Nacional. Según la denuncia, el ex funcionario cristinista no solo tenía información de que el prófugo se había casado en Paraguay con Gladys Delgado, sino que además ya lo habían identificado.

Por otra parte, Lijo rechazó la recusación en su contra presentada por Parrilli el viernes pasado por "enemistad manifiesta" y ordenó que se investigue la presunta comisión de un delito de acción pública en virtud de la difusión de audios vinculados a las intervenciones telefónicas ordenadas en el marco del expediente. No obstante, el ex jefe de los espías contraatacará hoy: a las 16 realizará una conferencia de prensa en el Congreso acompañado por el bloque del Frente para la Victoria.

Pero ayer, antes de su procesamiento pero con la transcripción de un supuesto nuevo diálogo con Cristina Fernández de Kirchner difundido por el sitio Infobae, Parrilli denunció que las escuchas telefónicas en su contra son "monitoreadas y seguidas de cerca" por el presidente Mauricio Macri y el ministro de Justicia, Germán Garavano. "Estamos en presencia de una triple alianza e infamia, que es la unión de sectores de los medios periodísticos, el Poder Judicial y servicios de inteligencia", aseguró el ex titular de la AFI, antes de recordar que el propio mandatario "ha sido especialista en realizar escuchas, y fue procesado por eso".

Y, además, Parrilli responsabilizó al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, responsable de la oficina que realiza las escuchas. "No se puede hacer el oso y mirar para otro lado", se quejó ante su difusión. No sólo eso: mediante un escrito presentado ante el máximo tribunal, exigió que "se inicien actuaciones sumariales tendientes a dilucidar los responsables administrativos de la filtración de las escuchas". En el escrito, patrocinado por su abogado Roberto Boico, aseguró que su teléfono fue intervenido por Lijo "bajo modalidad de escucha directa, utilizable para casos de secuestro extorsivo y afectaciones a la vida de las personas y no para reconstruir eventos históricos pasados".