Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lijo pidió elevación de la causa Ciccone y Boudou está más cerca del juicio oral

El juez federal dio por cerrada la investigación de primera instancia. Sobre el exvicepresidente y otros funcionarios pesan cargos por cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública.

Lijo pidió elevación de la causa Ciccone y Boudou está más cerca del juicio oral

El juez federal Ariel Lijo pidió a las partes que intervienen en la investigación por presuntas irregularidades en el rescate de la imprenta Ciccone Calcográfica, en la que está acusado el exvicepresidente Amado Boudou, que requieran la elevación a juicio oral o el sobreseimiento de los imputados, según corresponda.

El juez dio por cerrada la investigación de primera instancia y le dio luz verde al Ministerio Público Fiscal para que pida el juicio oral para Boudou, los empresarios Alejandro Vandenbroele, José María Núñez Carmona, Nicolás Ciccone y Guillermo Reinwick, el ex funcionario Rafael Resnick Brenner y el ex representante argentino ante el Banco Mundial César Guido Forcieri.

Sobre ellos pesan cargos por “cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública”. Según los procesamientos, Boudou, a través de Núñez Carmona, adquirió la fallida Ciccone Calcográfica (actual Compañía de Valores Sudamericana), utilizando la firma The Old Fund, de Alejandro Vandenbroele.

De esa manera, y obteniendo beneficios impositivos y otras prerrogativas, procuraban quedarse con la imprenta que tenía asignada la impresión de billetes a través de un contrato con la Casa de Moneda.

Después de la requisitoria fiscal, el juez deberá otorgar el plazo procesal para que los imputados formulen sus apreciaciones sobre la situación. En esa instancia es habitual que pidan el sobreseimiento de los acusados, aunque rara vez ese planteo evita el juicio oral y público.