Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lew respaldó las reformas económicas de Macri y pidió mantener el rumbo

Tras reunirse con Macri, Prat-Gay y empresarios, el funcionario de EE.UU., Jacob Lew, expuso ante economistas, estudiantes y periodistas sobre el rumbo de la economía argentina

Lew respaldó las reformas económicas de Macri y pidió mantener el rumbo

La cita estaba prevista para las 16. ¿El lugar? El auditorio de la Universidad Di Tella. Allí, frente a decenas de alumnos, economistas y periodistas, el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Jack Lew, se referiría a "La economía global y la relación económica entre los EE.UU. y la Argentina". Y así fue. Con media hora de retraso, que los organizadores adjudicaron a demoras en el encuentro mantenido previamente con el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, el funcionario de la gestión de Barack Obama expresó un contundente apoyo a las reformas económicas encaradas por el presidente Mauricio Macri y remarcó la importancia de "mantener la trama social preservada" durante este proceso.

"Hay un amplio rango de reformas iniciadas por la actual gestión, como las fiscales y las monetarias para atacar la inflación, la política para rebajar los subsidios. Creo que el ritmo debería ser lo más rápido posible, pero manteniendo la trama social preservada". Así respondió a una de las preguntas del público que concretamente apuntaba a conocer su opinión sobre las decisiones puntuales adoptadas por el equipo económico de Macri.

Durante más de una hora de reunión, Lew profundizó sus consideraciones sobre la economía argentina y la global, con especiales apuntes sobre los EE.UU. y China. Afirmó sentirse ‘impresionado’ por el compromiso y el ritmo del cambio iniciado y afirmó que "el futuro de la Argentina prevé estabilidad económica". Además, valoró el retorno de las relaciones entre los dos países y si bien se atajó cuando fue consultado sobre si recomendaría invertir en el país -al asegurar que no se dedica a asesorar en la materia-, alegó que para el mundo de los negocios es "importante tener un entorno político estable y que las reformas sean duraderas". "Hay ansias por invertir, pero va a llevar tiempo", agregó.

En cuanto a las reformas, Lew consideró que muchas veces el desafío es político. En referencia a China, pero perfectamente extensible a la Argentina, el funcionario de Obama, dijo que hay momentos en los que los países deben atravesar por situaciones difíciles para lograr la meta. Puso el ejemplo en el país asiático de la capacidad excesiva que tienen de empresas estatales que "van a tener que resolver". "Algunas empresas van a tener que fracasar. Cuando hay ajuste, siempre hay disrupción", remarcó el enviado norteamericano, quien añadió: "No se puede dejar que los riesgos políticos repercutan en un mal manejo de la economía". Para el disertante, un buen manejo de la economía es la base del crecimiento de un país.

En este sentido, enfatizó que no conoce país que se haya recuperado sin sufrimiento del Gobierno. Remarcó que el desafío son las medidas de mediano y largo plazo y que es muy importante demostrar la permanencia del cambio. Eso genera confianza. "La firme decisión de continuar con determinadas políticas que son tal vez difíciles, son valoradas. El desafío es tratar de colocar cosas en una dirección sólida, con políticas sensatas y apoyo de la gente. Claro que hay consecuencias, por eso es importante respetar el contrato social", enfatizó el secretario del Tesoro estadou nidense. Y medidas como el blanqueo de capitales, que los Estados Unidos ayudarán a impulsar mediante un acuerdo de cooperación informativa (ver aparte), ayudarán al Gobierno a encarar las reformas de forma gradual y, por otra parte, lograr que la sociedad se incorpore a la cultura del cumplir con sus obligaciones tributarias.