Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Levy Yeyati: “La grieta desaparece cuando uno habla de impuestos”

El economista dijo que en la sociedad existe una “inconsistencia muy clara” respecto a los impuestos y señalo que “todo el mundo quiere bajarlos” a pesar de estar de acuerdo con políticas como la AUH.

Levy Yeyati: “La grieta desaparece cuando uno habla de impuestos”

El economista Eduardo Levy Yeyati opinó sobre la necesidad de una reforma fiscal y afirmó que “la grieta desaparece cuando uno habla de impuestos”. Además, evaluó como “bueno” el primer año de gobierno de Mauricio Macri a pesar de que las expectativas hayan sido “altas”.

“En la consultora hicimos una encuesta donde tratábamos de ver la polarización de la sociedad en ciertos temas. Con el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias no había polarización. Todo el mundo quería subirlo mucho o eliminarlo. Ahí hay consenso. La grieta desaparece cuando uno habla de impuestos, porque todo el mundo quiere bajarlos”, dijo en diálogo con Rock and Pop.

“La Argentina es un país en relación a Latinoamérica con un Estado muy generoso. Apoyamos la AUH, la pensión universal, y para eso necesitas cobrar impuestos. Hay una inconsistencia muy clara porque tenemos una visión muy escéptica, pensamos que tiramos nuestra guita cuando le damos dinero al Estado porque los servicios no son buenos y hay una historia de corrupción", agregó el economista.

Además, consultado sobre el primer año de gobierno de Mauricio Macri, dijo que “fue bueno, pero la expectativa era más alta. Había una visión de la situación en que estaba el país más positiva de lo que realmente fue recibido. Es muy difícil mover un barco como la Argentina hacia una transición”.

“La situación era mala pero lleva mucho tiempo dar los pasos para mejorar. El Gobierno alimentó expectativas mucho más positivas que realistas y hoy la sensación es que decepcionó en parte porque las expectativas eran altas”, añadió Yeyati.

Por último, señaló que “el desafío para 2017 es confundir el rebote que seguramente vamos a tener el año que viene, por recuperar el consumo y los salarios que cayeron mucho este año, con que estamos del otro lado de la transición. Eso es un riesgo. Mi preocupación es cómo vamos a crecer en 2018. Avanzaría con medidas en ese sentido. Creer que todo se termina con las elecciones de 2017 es un error”, remató.