Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lázaro Báez despidió a la mitad del personal de sus empresas

Ya echó a más de 1500 personas. Sus constructoras acumulan millones de pesos en cheques impagos, mientras Vialidad rechazó un reclamo por $ 400 millones.

Lázaro Báez despidió a la mitad del personal de sus empresas

Mientras acumulan cheques impagos por más de 35 millones de pesos y deudas bancarias y le reclama a Vialidad Nacional $ 400 millones por certificaciones de obra que la oficina pública se negó a pagar, las empresas de Lázaro Báez ya redujeron en un 50% el número de empleados.

Según una nota que publica hoy el diario Clarín, Austral Construcciones ya echó a 1200 trabajadores de la UOCRA (obreros de la construcción), un sindicato que también sufrió el despido de otros 142 empleados de Kank y Costilla.

A eso se suman los despidos 123 empleados de comercio de las empresas de catering de Báez, 56 trabajadores fuera de convenio pero echados igual, cuatro del área de seguridad y 18 del sindicato de Petroleros y gas privado.

En total, son 1.543 despidos sobre un total de 3.000 empleados que tenía el grupo de empresas de Báez. Y a eso aún habría que sumar 300 cesantías que aún no fueron comunicadas.

Según Clarín, Austral suma 476 cheques emitidos sin fondos por una suma de $ 27.4 millones, mientras que Kank y Costilla tiene 229 cheques sin fondos por $ 8 millones. Además, las dos constructoras están calificadas como de “riesgo medio” por el Banco Nación, la primera con un crédito impago de $ 160,7 millones y la segunda, por una deuda de $ 66.8 millones.

Fuentes del Gobierno de Santa Cruz citadas por el diario se mostraron convencidos de que “el próximo paso que el grupo dará es ir a un concurso de acreedores". Mientras que desde el entorno de Báez repiten que el empresario “no va a ir a un quiebra” ni a cerrar las empresas, aunque reconocen estado crítico del grupo.