TRAS RECHAZAR LA POSIBILIDAD DE ENFRENTAR A MASSA EN LA INTERNA DE AF

Lavagna sigue en busca de apoyos: se reúne con Pichetto y su bloque

El economista estará el miércoles en el Senado. Pretende ampliar su red de apoyos para fortalecer su proyecto presidencial de cara a octubre

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna, sigue sumando millas a su plan de campaña. El miércoles próximo pisará un nuevo escalón para apuntalar su proyecto presidencial de cara a octubre: se reunirá con el interbloque Argentina Federal que comanda Miguel Ángel Pichetto en el Senado.

Será, en principio, un desayuno servido en el mismísimo Congreso de la Nación, que tendrá a Lavagna como figura estelar, según confirmaron fuentes del sector a El Cronista.

La reunión se gestó a instancias del propio Pichetto que, aunque este verano se había lanzado como precandidato a la Presidencia por Alternativa Federal (es uno de los fundadores del espacio, junto con Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti), después reconoció que no tendría problema en dar un paso al costado y hasta se anotó como un posible compañero en la fórmula presidencial del economista.

La semana pasada, Lavagna tomó definitivamente distancia de Massa y de Alternativa Federal, al descartar de plano que su candidatura presidencial tenga chances de concretarse dentro de ese espacio. De hecho, confirmó que no participará de las primarias de AF porque su proyecto es ampliar esa base de sustentación para que, además de un sector del peronismo, converjan allí el radicalismo desencantado de Cambiemos, el GEN y el socialismo. Hasta le puso nombre a esa concertación: Consenso 19.

Si bien patea hacia adelante el lanzamiento formal de su postulación, todo indica que Lavagna ya está decidido a jugar en octubre. Sin embargo, no habrá anuncio hasta que logre consolidar los apoyos que requiere la integración de "una fuerza competitiva" que sea capaz de romper la extrema polarización de Macri y Cristina, según cuentan en su entorno. En esos acuerdos está trabajando por estas horas el economista, mientras su equipo ya busca oficinas para montar el "comando de campaña", prueba de que el armado va cobrando cada vez más volumen.

La eventual candidatura de Lavagna ya cuenta con el respaldo de buena parte del sindicalismo y de gobernadores como el peronista Sergio Uñac (que acaba de anotarse un contundente triunfo en las primarias de San Juan), el entrerriano Gustavo Bordet y también, claro está, del socialista Miguel Lifschitz, de Santa Fe, uno de sus más firmes impulsores.

Pero también Hugo Pasalacqua (Misiones) y hasta Domingo Peppo (Chaco) han admitido ver con buenos ojos la postulación del economista.

Falta saber que posición tomará Juan Schiaretti, una figura clave de AF, que espera a la elección del 12 de mayo, donde buscará su reelección, antes de jugarse por algún candidato. Schiaretti tiene buena sintonía con Lavagna, pero también es cierto que en la reunión que ambos mantuvieron en marzo pasado, el cordobés defendió las primarias para definir candidaturas en AF, mecanismo que el economista rechaza, además de haber blanqueado que no piensa encorsetarse dentro de ese espacio.

Concretamente sobre el temario que Lavagna abordará con los senadores peronistas el miércoles, no hay por ahora precisiones, aunque su contenido seguramente no diferirá del de las reuniones con distintos sectores que viene manteniendo el exministro: dar su diagnóstico sobre la grave situación económico y social de la Argentina y remarcar la necesidad de avanzar hacia un gobierno de consenso a partir de 2020 para poder salir de la crisis.

Tags relacionados