Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a desacelerarse la inflación, el consumo aún sigue en caída

Las ventas minoristas cayeron 7,4% en agosto, según CAME y acumulan así ocho meses de retracción consecutivos. Los electrodomésticos registraron el mayor descenso el último mes.

Pese a desacelerarse la inflación, el consumo aún sigue en caída

Las ventas de los comercios minoristas, medidas en cantidades, cayeron en agosto 7,4% en relación a igual mes del año anterior y acumularon en ocho meses una baja de 6,7% interanual, según un sondeo de la Conferación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

La entidad advirtió que "es el octavo mes consecutivo que las ventas se retraen, acentuando la crisis que atraviesa la actividad comercial desde principio de año".

El informe precisó que únicos rubros que registraron aumento de ventas fueron Jugueterías, rodados, y librería (+1,9 por ciento) y Perfumería (+1,4 por ciento), mientras que el resto de los sectores relevados tuvieron descensos en la comparación anual.

Las caídas más pronunciadas se verificaron en los rubros de Electrodomésticos y artículos electrónicos (-17,3 por ciento); Neumáticos (-15,7 por ciento); Ferreterías (-11,8 por ciento); y Materiales para la construcción (-10,8 por ciento).

La CAME afirmó que "en agosto se sintió fuerte la pérdida de poder adquisitivo de las familias, y los altos niveles de endeudamiento que limitaron las posibilidades de consumo con tarjeta en cuotas sin interés".

"Si bien el mercado continuó ofreciendo esa modalidad de pago, hubo más rechazos de operaciones que otros meses, o divisiones de compras entre más de un plástico. Pero aun así los niveles de transacciones fueron bajos", señaló. La entidad sostuvo que "en general el público aprovechó las ofertas y eso fue lo que por momentos movió más el mercado".

"Frente a las necesidades de liquidez hubo comercios que hicieron descuentos muy agresivos por compras en efectivo, donde se podían llevar productos a mitad de precio. Pero si bien fue una estrategia de emergencia que ayudó, no alcanzó para contener la caída", explicó.