Las razones por las que la Ciudad, por ahora, no pedirá más restricciones pese a la suba de casos de coronavirus

A pesar del aumento de la circulación del virus, hay motivos que hacen pensar a la administración de Horacio Rodríguez Larreta en mantener el estado actual de aperturas frente a la pandemia.

Lo que esperaban que fuese una suba aislada se convirtió en un aumento de los casos diarios de COVID-19 que parece no encontrar su techo por ahora. En la Ciudad ya miran con preocupación los más de 1000 casos que volvieron a registrarse hoy aunque por ahora no piensan en volver a restringir actividades.

Horacio Rodríguez Larreta fue convocado esta tarde a la residencia de Olivos para reunirse con Alberto Fernández y Axel Kicillof. El Presidente quería analizar el incremento de casos tanto en la ciudad como en la provincia de Buenos Aires. Por ahora a nivel oficial hablan de “preocupación por la nueva situación y las tres jurisdicciones apuestan a la responsabilidad individual para “extremar los cuidados durante los festejos de Año Nuevo.

En la Ciudad, no obstante, creen que aún es temprano para sacar conclusiones. Quieren aguardar a mediados de enero cuando estiman podrán medir el impacto de las reuniones por Navidad y Año Nuevo y la circulación de la población que salió de vacaciones y comienza a regresar. Dependerá de esa evaluación si se toman medidas restrictivas.

Al mismo tiempo, apuestan que la caída de la circulación que se dará en enero por la menor cantidad de porteños en la Ciudad podría ayudar a bajar, o al menos, frenar el ascenso de la curva de contagios.

El martes, en conferencia de prensa, el Ministro de Salud porteño Fernán Quirós había manifestado la aspiración de la Ciudad de que "el aumento de casos vuelva a descender en las primeras semanas de enero para que no se trate de una segunda ola precoz, que sería grave porque no estaría avanzado el proceso de vacunación".

Además, el funcionario especificó que "el aumento de casos se da entre personas de 15 a 50 años. No se acompaña hasta ahora el incremento de contagios con aumento de camas de terapia intensiva".

Fuentes porteñas explicaban hoy a El Cronista que "a nosotros lo que nos salta todo el tiempo en las investigaciones epidemiológicas, cuando se confirma un caso, son las reuniones familiares y sociales. Cuando hay cruce de grupos y familias es ahí cuando se dan los contagios".

En varios ministerios coinciden que no hay humor social para volver a un aislamiento estricto o semi estricto. “La gente no resiste volver a meterse a sus casas o un toque de queda , ratificaban esta tarde. “Con el hartazgo la gente bajó la guardia y necesitamos refocalizar ahí otra vez , apuntaban en otra dependencia.

La mayor cantidad de casos se registró hoy en la provincia de Buenos Aires, que reportó 4761 nuevos contagios, en tanto que la Ciudad que alcanzó los 1076 contagios. En suelo porteño no se registraba una cifra tan alta desde el 17 de septiembre cuando se informaron 1156 infectados. Ambos distritos representan el 49% del total reportado en el país.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios