Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las provincias le pidieron tiempo al Senado para evaluar el impacto del proyecto de Ganancias

Los ministros de Economía de las provincias firmaron esta tarde un pedido especial para que Cámara Alta posponga el tratamiento del proyecto que obtuvo media sanción en Diputados. "Clima de velorio" en la Casa Rosada.

Las provincias le pidieron tiempo al Senado para evaluar el impacto del proyecto de Ganancias

"¡Había un clima de velorio!", resumió esta tarde uno de los presentes en la reunión de los ministros de Economía provinciales con el ministro del Interior Rogelio Frigerio, en la que el funcionario nacional buscó unir fuerzas para empezar a torcer la voluntad de los senadores peronistas de avanzar con el proyecto opositor de Ganancias en la Cámara Alta.

Así, con esta reunión, el Gobierno nacional coronó uno de los días más febriles de negociaciones de todos los referentes del oficialismo en cuanto frente político pudo abarcar: el Senado a la mañana, con la presencia de Emilio Monzó y el mismo Frigerio -recién llegado de China- en una reunión con el jefe de la bancada PJ-FpV Miguel Pichetto; Mario Das Neves, uno de los gobernadores más reticente a dar de baja el proyecto que obtuvo media sanción en Diputados, y su visita a la Casa Rosada; y por último los ministros de economía provinciales, en la que el habitual interlocutor "político" del Gobierno nacional mostró los números trágicos y llevó a Alberto Abad para terminar de convencer a los referentes económicos de los gobernadores que lo que se ponía en juego podía jaquear las finanzas distritales

Hernán Lacunza, ministro de Hacienda de María Eugenia Vidal, contó al salir de la reunión los números que repasó el titular de la AFIP: "El costo fiscal bruto del proyecto de la oposición es de 130.000 millones de pesos y el neto, aún considerando aquello que vuelve por más recaudación, es de $ 90.000 millones. La diferencia entre el oficial y el que obtuvo media sanción es de $ 60.000 millones". Esto mismo fue confirmado por el propio Abad al salir de la reunión, en la que estuvo poco menos de una hora.

En la reunión estuvieron todos los referentes de las provincias, incluidos los referentes de Santa Cruz y Chubut. Fueron de la partida Martin Mura (CABA), Hernán Lacunza (Buenos Aires), Ricardo Aredes (Catamarca), Osvaldo Giordano (Córdoba), Enrique Vaz Torres (Corrientes), Cristian Ocampo (Chaco), Pablo Oca (Chubut), Hugo Ballay (Entre Ríos), Jorge Ibañez (Formosa), Carlos Sadir (Jujuy), Adolfo Safran (Misiones), Norberto Bruno (Neuquén), Roberto Gattoni (San Juan), Juan Donnini (Santa Cruz), Gonzalo Scaglione (Santa Fe), Atilio Chiara (Santiago del Estero), Eduardo Garvich (Tucumán), y José Labroca (Tierra del Fuego). Además, estuvieron presentes los representantes de Mendoza, Antonio Bizzoto; de La Rioja, Eduardo Rojo; de Río Negro, Eduardo Bacci; y de Salta, Carlos Parodi.

El que no estuvo presente -ni envió a sus representantes-, fue el ministro de La Pampa, Ernesto Franco. La ausencia del pampeano era esperable si se tiene en cuenta que Carlos Verna, el gobernador de esa provincia, había sido, junto a Das Neves, uno de los defensores de la iniciativa de la oposición en Diputados.

En el acta que uno de los ministros provinciales propuso que se firmara, se le pide expresamente al Senado que posponga el debate para evaluar el impacto fiscal que tendría en las cuentas provinciales la aprobación del proyecto de Diputados. 

"Los ministros o secretarios de Economía de las provincias acuerdan solicitar al Congreso Nacional posponer el tratamiento en el recinto del proyecto hasta tanto se pueda evaluar el efecto sobre las finanzas públicas nacionales, provinciales y municipales, sus consecuencias sobre el financiamiento de la obra pública, gastos de funcionamiento y los efectos sobre los servicios esenciales del Estado (salud, educación y seguridad)", expresa el acta. 

De acuerdo con lo revelado por uno de los presentes, el ministro Frigerio ensayó una especie de autocrítica sobre cómo había manejado el Gobierno la negociación por Ganancias y apuntó contra los miembros del Gabinete que tuvieron una postura más intransigente. Sin decirlo, el funcionario nacional habría girado la mirada hacia el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Consultado sobre cómo siguen las negociaciones, Lacunza les dijo a los periodistas en la Casa Rosada que el Gobierno había informado en la reunión que finalmente no había dictamen y que la Comisión se volvería a juntar el próximo jueves, aunque descartó dar precisiones sobre una eventual convocatoria a una mesa de diálogo ampliada.