Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las mujeres jóvenes tienen las tasas más altas de desempleo

Surge de un informe de mercado de trabajo elaborado por el Indec. La tasa llega al 25% de desocupación para las que viven en el conurbano.

Las mujeres jóvenes tienen las tasas más altas de desempleo

Hace tiempo se conocieron las cifras de desempleo en Argentina, que había arrojado un 9,3% para toda la población, aunque si se miraba el desagregado por géneros las malas noticias para las mujeres eran más graves: esa tasa alcanzaba al 10,5% de aquellas que estaban buscando activamente un trabajo y no lo conseguían. Hoy se conocieron más detalles que ponen en evidencia las grandes desigualdades entre varones y mujeres en materia de empleo en el país. 

De acuerdo con un informe difundido por el Indec sobre el mercado de trabajo en el segundo trimestre del año, la situación laboral de las mujeres es más crítica que la de los varones, y particularmente para la franja hasta los 29 años: la brecha  en los 31 aglomerados urbanos que mide el Indec es de casi seis puntos. La desocupación promedio de las jóvenes menores de 29 años es del 22,3%, mientras que un 16,6% de sus pares hombres no consigue trabajo.

La situación más crítica para las mujeres jóvenes está en el conurbano bonarense, donde la tasa de desempleo alcanza al 25% para esa franja poblacional, casi ocho puntos de diferencia respecto de los varones de esa edad, para quienes la falta de trabajo afecta al 17,7%.

El resto de los indicadores tampoco es alentador. Mientras que a nivel general la tasa de actividad promedio alcanza al 47,2% de las mujeres y asciende al 69,6% de los varones, la mayor brecha se produce después en la población mayor a 30 años. Entre los 30 y los 64 años, la cantidad de mujeres que conforman el mercado de trabajo es del 64,9%, 27 puntos menos que el 92% de los varones activos.

Esta diferencia está vinculada con las edades en las que las mujeres son madres y los roles tradicionales de cuidado y crianza de los niños y niñas de la casa. En la Argentina, se calcula que el 76% del trabajo doméstico no remunerado está a cargo de las mujeres.

Otro dato impactante que evidencia las diferencias entre varones y mujeres fue difundido en la Encuesta de Expectativas Laborales (EIL) que elabora el Ministerio de Trabajo de la Nación, un sondeo que realiza entre las empresas del sector privado.

Una de las preguntas de ese documento apunta a cuánto personal incorporarán las firmas en un futuro, y la vacancia de puestos laborales de acuerdo al género. Mientras que la tasa de búsquedas de perfiles masculinos se ubicó en el 44,6%, ese mismo índice fue de solamente el 9,6% para la incorporación de trabajadoras mujeres.