U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Las consultoras esperan que la inflación baje a un 2% mensual en 2019

Será después de un 6% en septiembre y un 4,5% en octubre, gracias al tipo de cambio más estable. El poco margen para elevar los agregados son compatibles con inflación de 0,73% mensual, pero con alto costo de actividad. Habrá inercia inflacionaria.

Las consultoras esperan que la inflación baje a un 2% mensual en 2019

Pese al apretón monetario que lleva adelante el BCRA , la inercia en los precios y el costo en la actividad económica llevarán la suba de precios a un entorno del 2% mensual en el primer semestre del año que viene, según coincidieron los economistas consultados. Se trata del valor histórico que se alcanzó después de las devaluaciones de 2014 y 2016.

"Si se estabiliza el dólar, la inflación podría viajar a un ritmo promedio en torno al 2% o 1,5% mensual en el primer semestre de 2019, luego del shock recesión. Con la ventaja de una economía que parte de un tipo de cambio real alto, que converge al equilibrio fiscal antes de intereses, que hizo el ajuste de la cuenta corriente externa y que tiene una mejor composición de precios relativos (tarifas y dólar)", dijo Federico Furiase, director Asociado de Eco Go.

Para el IERAL, de la Fundación Mediterránea, es el costo en la actividad lo que elevará la inflación a un 2% mensual.

Entiende que con una base monetaria que en junio pasado alcanzaba 1,04 a 1,05 billones de pesos y con el compromiso es llegar a un nivel de 1,3 billones de pesos en junio de 2019, los agregados monetarios deberían aumentar 33%.

Dado que el último semestre de este año acumula un 27%, sólo le resta crecer 4,4% en el primer semestre de 2019.

Ese poco margen para incrementar la base monetaria es compatible con una inflación que debería bajar al 0,73% mensual, según el IERAL.

"Hay un trade off entre inflación y nivel de actividad. Para tener una inflación de 0,73% se necesita una recesión demasiado profunda en función de las urgencias sociales y políticas que tiene el gobierno", dijo Jorge Vasconcelos, investigador Jefe del IERAL.

"Bajo estas condiciones, lo que le podemos pedir a la economía en materia de desaceleración de la inflación es 2% mensual. Y para que el programa monetario no cruja, se necesita más base monetaria y que el dólar vaya a la franja de abajo de la banda", agregó.

Recordó que la inflación de 2014  y 2015, después de la devaluación bajo el mandato de Axel Kicillof, alcanzó 1,8% mensual. Y en 2016 y 2017, después del salto cambiario bajo Alfonso Prat Gay, los precios subieron un 2,1% mensual.

"Los procesos de alza de inflación y desaceleración más recientes demuestran que hay posibilidades de que la inflación converja a un 2% mensual", dijo Vasconcelos.

Un nivel de 1,5 a 2% se trata, de todos modos ,de un descenso desde un fin de 2018 caliente en términos de precios, ya que septiembre la inflación habría alcanzado un 5,5% y por los relevamientos de la primer semana de octubre ya EcoGo prevé que alcance 4,5% este mes.

Ecolatina agregó que habrá una inercia inflacionaria de 2018 a 2019 por una red de contratos que se ajustarán a principios del año que viene para recomponer el espacio perdido.

"A fin de este año o principios del año que viene habrá paritarias. Los salarios subirán por detrás de la inflación, pero subirá el costo laboral. Y subirá la inflación por el lado de los costos. Algo parecido sucede con los contratos de servicios públicos o precios regulados que no trasladaron el salto cambiario, porque la luz y el gas se actualizan dos veces al año. Los combustibles no trasladaron toda la suba del tipo de cambio a los precios", explicó Sigaut Graviña.

"Justo después del salto cambiario, esa red de contratos nominales hace que se tenga una inercia elevada", dijo Sigaut Graviña. Coincidió en que el año comenzará en un 2% mensual y prevé que 2019 cierre en un 30% anual, con aumentos más altos a principios de año que al final.

Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica, también prevé una inflación del 2% mensual, un número en el que Argentina viene oscilando en la última década. 

"No es producto de la política monetaria, sino de que se dejó de devaluar. Como se estabiliza el dólar, Argentina vuelve al número habitual. Si esta política monetaria muestra resultados, se verá, primero, si se sostiene y, recién en el segundo semestre del año que viene", explicó Castiñeira.

Recordó que la política monetaria tiene dos fechas clave: diciembre de este año, cuando pueden modificar la actualización de las bandas cambiarias, y junio del año que viene, cuando se cumple el plazo de la variación nula de la base monetaria.

"Argentina no le gana a la inflación con política monetaria, sino porque baja drásticamente el déficit fiscal", agregó Castiñeira. 

Más notas de tu interés

Comentarios2
Alfredo Federico
Alfredo Federico 10/10/2018 10:49:54

4 años de cambiemos y ningun pero ningun indice positivo respecto al gobierno anterior al cual funcionarios y periodistas trataban de aficionados. que vuelvan!

Diego Perez
Diego Perez 10/10/2018 10:20:21

Son las mismas consultoras que pronosticaban un crecimiento de 2,6 del pbi 2018?? Junto con el pifiador serial broda, melco, FMI ??? No tienen algo de vergüencita ??