Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las compras adelantadas de cereales y oleaginosas subieron 156% interanual

Los compromisos para la exportación y la industria de trigo se dispararon 340%, las de maíz 152% y las de soja, 78,6%. El Gobierno estima una producción de trigo 40% superior a la previa

Las compras adelantadas de cereales y oleaginosas subieron 156% interanual

La primera campaña agrícola completa de la administración de Mauricio Macri apunta a dejar más que buenas noticias. Las estimaciones privadas y oficiales dan cuenta de que si el clima acompaña y los precios se mantienen sin grandes cambios, la cosecha 2016/17 reportaría unos u$s 28.000 millones al país, 7% más que el ciclo anterior.


En ese marco, a un año de la eliminación de las retenciones, salvo para la soja que sigue tributando 30%, y del fin de las trabas para colocar esa producción en el mundo, las compras de la exportación y la industria de los tres principales granos que produce argentina (trigo, maíz y soja) repuntaron 156% interanual, al totalizar 14,1 millones de toneladas declaradas en el sistema de la Dirección de Mercados Agropecuarios (Dimeagro), contra las 5,5 millones de toneladas informadas hacia mediados de diciembre de 2015.


El trigo tuvo la expansión más importante. Las compras de exportadores y molinos sumaron al 14 de diciembre pasado, último dato oficial, poco más de 5 millones de toneladas, contra las 1,1 millones de toneladas comercializadas a igual fecha del año pasado, en medio del cambio de Gobierno y la expectativa de apertura exportadora y de devaluación.


El cereal es la nueva estrella mimada, tras años de supremacía de la soja. Con los cambios en la política hacia el sector, las expectativas de una recuperación del primer cultivo que se hizo en Argentina parecen confirmarse. El cereal apunta a lograr en el ciclo 2016/17 (aun en plena cosecha) una producción estimada entre 12,5 millones de toneladas, para los privados como la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, y 15,7 millones de toneladas según Agroindustria. Si esta última previsión se confirma, se tratará de la mayor campaña para el trigo en los últimos seis años.


Pero las buenas nuevas para el cereal, que en 2016 recuperó mercados como Brasil y volvió al norte de África y hasta se coló en Estados Unidos (aunque con un volumen ínfimo), no paran allí. Este diciembre apunta a ser el de mayor exportación de trigo en los últimos nueve años. Según el cronograma de embarques al 21 de diciembre, para los próximos 15 días, hay barcos anunciados para algo más de 1 millón de toneladas de trigo con destinos como Brasil, Bangadelsh, Oman, Túnez, Kenia, Tailandia, Tanzania, Vietnam y Chile. De concretarse, se superarán las 1,2 millón de toneladas de trigo embarcado al mundo, un récord para el último mes de un año, al menos desde 2007. Además, en el plan de embarques, figuran 31.000 toneladas a Argelia, un destino que el trigo argentino no tenía desde 2013.


A eso se suma, que el trigo local resultó el más barato del mundo el martes en la licitación internacional de Egipto, principal comprador global del cereal. Se trata de 120.000 toneladas a embarcar a fines de enero. La oferta más barata fue de Glencore Argentina (u$s 196,53 la tonelada). También quedó seleccionada Luis Dreyfuss Argentina, al ofertar u$s 197,15). Egipto no compraba trigo argentino desde febrero pasado, cuando se enviaron unas 300.000 toneladas en dos tramos tras 3 años sin poder ganar una licitación allí. En plena cosecha triguera, y más allá de las compras ya acordadas, los precios del cereal subieron 12% en lo que va del mes y se ubican en torno a $ 2400 la tonelada en Rosario.


Si bien el trigo es la nueva estrella, eso no opaca a los otros dos cultivos más importantes. A mitad de diciembre, la exportación e industria compraron 5,3 millones de toneladas de maíz, lo que representa un salto de 152% interanual, contra las 2 millones de toneladas de igual lapso del año pasado. Lo interesante para el maíz es que la industria procesadora (en buena parte para biocombustible) adquirió 111.400 toneladas del grano que está creciendo en los campos, cuando para la misma fecha de 2015 su participación fue nula.


En cuanto a la soja, tras la ratificación del anuncio oficial de que la prometida baja de 5 puntos porcentuales de las retenciones se demorará, las compras adelantadas de exportación e industria subieron 78,6% interanual, al totalizar casi 4,8 millones de toneladas hasta el 14 de diciembre pasado, contra 2,46 millones de toneladas a igual fecha del año anterior.