Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Las ampliaciones del gasto son el 6% del PBI y dificultan lograr la meta del déficit

Se incrementó ayer el crédito vigente para erogaciones corrientes y de capital por $ 130.000 millones. Se hizo a través de un decreto de necesidad y urgencia

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, sabe que desde que EE.UU. subió las tasas, el crédito se encareció

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, sabe que desde que EE.UU. subió las tasas, el crédito se encareció

Con la ampliación del gasto de ayer, que el gobierno instrumentó a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU) por $ 130.000 millones, en lo que va del año se incrementaron los créditos vigentes para gastos corrientes y de capital en torno a los $ 482.293 millones que implica un 6% del PBI estimado para este año. Esta cifra que supera con creces el déficit primario previsto de manera oficial para 2016, de $ 378.000 millones, que equivalen al 4,8% del PBI y pone en duda la posibilidad de cumplir con la meta de rojo fiscal de este año.

El de ayer, un extenso decreto con 440 planillas anexas que dan el detalle de la suba de los créditos y, también, en menos páginas, los recursos (algunos surgen de ya existentes, aunque la mayoría será a través de ampliación del déficit fiscal), se suma a los dos DNU anteriores del gobierno de Mauricio Macri, y a una serie de decisiones administrativas que incrementaron el gasto este año en más de 25% por arriba de lo presupuestado inicialmente.

"El Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2015 no contempla cabalmente las reales necesidades presupuestarias de la Administración Nacional para dicho ejercicio", empieza el texto del decreto 1244, con fecha del 7 de diciembre y publicado ayer. Fue firmado por Macri y prácticamente todo su gabinete: Marcos Peña, Susana Malcorra, Julio Martínez, José Santos, Germán Garavano, Patricia Bullrich, Jorge Triaca, Carolina Stanley, José Barañao, Alejandro Avelluto, Alfonso Prat-Gay, Ricardo Buryaile, Guillermo Dietrich, Esteban Bullrich, Sergio Bergman, Juan José Aranguren, Oscar Aguad y Jorge Lemus.

El DNU de ayer destina fondos a diferentes dependencias, poderes y ministerios. Principalmente son para atender remuneraciones, subsidios en energía, transporte, obras públicas, seguridad, salud, asignaciones familiares, jubilaciones, Fútbol para Todos, entre otros.

Para citar algunos ejemplos, dispuso que la Superintendencia de Seguros de la Nación suscriba por mandato de los Ministerios del Interior y de Hacienda y Finanzas aplicaciones financieras a favor del Tesoro Nacional por $ 15.000 millones y $ 1400 millones, respectivamente, a tres meses de plazo. Además, se otorgaron $ 1018 millones al Congreso y $ 1385 millones al Poder Judicial, para el pago de los incrementos salariales.

Otro punto importante del DNU de ayer es que la ANSeS quedó facultada para "establecer y aplicar procedimientos abreviados para los beneficiarios del Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados que tengan cumplidos 75 años de edad, que requieran una solución con mayor urgencia, o cuyos incrementos sean de escasa significación económica, con el objeto de reajustar los haberes en forma anticipada, condicionado a la posterior homologación judicial".

"El déficit financiero con esta ampliación, va a estar en torno a los $ 545.000 millones, muy por encima de los
$ 396.000 millones que preveía el Mensaje del Presupuesto 2017", sostuvo Rafael Flores, de la Asap (Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública).

Por lo general, en diciembre se da un salto en las modificaciones presupuestarias debido a que se hacen ejecuciones que se venían postergando a lo largo del año. El último mes tiene otra característica, más allá del gobierno de turno, y es que de deja abierta la ejecución a los primeros días de enero para contabilizar gastos que corresponden al ejercicio en cuestión.

Para el año próximo el Gobierno recortó, de manera parcial, la posibilidad de ampliar el gasto. En sí restringió la vía de las decisiones administrativas. Estas están comprendidas dentro de las facultades que otorga el artículo 9 de la Ley de Presupuesto 2015 y por el Artículo 37 de la Ley de Administración Financiera Nº 24.156. En 2017, el Congreso aprobó que la posibi lidad de ampliar el gasto mediante decisiones administrativas se limite al 7,5% del total del Presupuesto y, para 2018, aún más, al 5%. Estos porcentajes se comparan con el 25% por arriba de lo presupuestado para este año, pero este guarismo encierra también los incrementos del gasto que se concretaron a través de tres DNU. El Gobierno conservar en su manga la posibilidad de ampliar los créditos vigentes a través de esta herramienta, sin límite alguno.