Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Las Pyme advierten que la Ley antidespidos amenaza al 80% del empleo

La Confederación General Empresaria aseguró que, de no resolver la situación actual, “las pyme no despiden, sino que directamente se funden y cierran sus puertas”.

Las Pyme advierten que la Ley antidespidos amenaza al 80% del empleo

El secretario de Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y presidente de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires (FECIBA),  Raúl Zylberzstein, señaló que la Ley antidespidos amenaza al 80% del empleo.

Zylberzstein aseguró que el sector atraviesa una “sangría” al  manifestar que “las pyme no despiden, sino que directamente se funden y cierran sus puertas”.

Además reclamó que el proyecto primario debería estar abocado a las Pyme que son las “dadoras del 80% del empleo del  país y no como una cláusula auxiliar de una legislación elaborada para las grandes corporaciones”.

En tanto, sostuvo que parece que el oficialismo y la oposición  debaten “un pase de facturas político”, que toma de rehenes a los trabajadores y a los pequeños empresarios.

El representante del sector consideró que ni la postura del Gobierno Nacional, ni el proyecto opositor de emergencia ocupacional, que ya tiene media sanción de la Cámara de Senadores, y que será tratado la semana próxima en el recinto de diputados, contemplan la problemática de las pequeñas y medianas empresas del país.

Advirtió que, de no mediar acciones concretas y urgentes, ambas llevarán al sector a su quebranto definitivo.

Para el directivo, “el empleo no es homogéneo”, entre los que  diferenció el estatal, el privado, en las grandes empresas, en las  pyme, en el campo, en los importadores, y ante lo cual expresó que “el primer error es tratar de abarcar a todos con una sola  norma”.

También solicitó que el proyecto que tratará la Cámara Baja debería “apuntar sólo contra los despidos masivos que superen un porcentaje de la nómina general y no casos puntuales”.

Además, exigió que no se tomen como cesantías los denominados  “despidos indirectos”, que son aquéllos en donde los trabajadores se consideran despedidos sin que exista una real vocación del  empleador para que eso suceda.

A su vez, indicó que “el principal factor que le resta competitividad a las pyme, en especial a las industriales, es la enorme presión tributaria que ejerce el Estado sobre los salarios, inclusive sin contar ganancias, y sobre todos los rubros”.