Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Las CTA marcharon y llamaron a protestar "hasta que caiga el modelo económico"

Junto a docentes, organizaciones sociales y agrupaciones K y de izquierda lanzaron críticas al Gobierno en Plaza de Mayo. Piden profundizar el plan de lucha tras la huelga

Las CTA marcharon y llamaron a protestar

"No nos van a sacar de la calle ni ahora ni nunca". Con ese desafío y la fuerte advertencia de profundizar las protestas "hasta que se caiga este modelo económico", las dos CTA cerraron ayer una multitudinaria marcha en Plaza de Mayo, en el marco de la escalada del conflicto socio-laboral que tendrá una crucial expresión el próximo jueves 6 con el primer paro general de la CGT contra la administración Macri. La movilización, en la que confluyeron –además de las centrales convocantes– los gremios más críticos de la CGT, los sindicatos docentes, diversas organizaciones sociales y agrupaciones kirchneristas y de izquierda, tuvo como denominador común el firme rechazo a la política económica del Gobierno, la denuncia de los despidos y la caída del poder adquisitivo de los salarios. En esa línea, consignas y discursos instaron a unir fuerzas entre los actores del mundo social y del trabajo profundizar el escenario de conflictividad y las expresiones callejeras de malestar tras la huelga de la próxima semana.

"El pueblo que no está en la calle, no tiene destino. Ojalá todos los días, hasta que se caiga este modelo económico, haya un montón de 30 de marzo y 6 de abril. No nos van a sacar de la calle ni ahora ni nunca", advirtió Pablo Micheli, líder de la CTA Autónoma desde el escenario.

Rodeado por Hugo Yasky, su par de la CTA de los Argentinos, los dirigentes cegetistas Francisco "Barba" Gutiérrez (UOM y y Víctor Santa María (Sutehr), y los líderes docentes Roberto Baradel y Sonia Alesso, Micheli rechazó las acusaciones del oficialismo al sostener que "los trabajadores no quieren desestabilizar a nadie", y llamó al sindicalismo a fortalecer su unidad de acción después del 6 de abril con la continuidad del plan de lucha. "Debemos hacer un paro contundente y después continuar la pelea", enfatizó.

Yasky abonó el mismo desafío. "Hasta que el ajuste no se vaya la lucha sigue. Después del 6 de abril hay que seguir un plan de acción", exhortó en medio de los críticos cánticos de la multitud hacia la gestión de Cambiemos. Como ocurrió en el resto de las marchas sindicales que se repitieron durante marzo, el cotillón y los carteles de los manifestantes se concentraron en la figura presidencial y reprodujeron irónicas frases como el "Macri gato" o la denuncia de encabezar un "gobierno para ricos". Tampoco faltaron los ya habituales cánticos de las columnas del kirchnerismo con el "vamos a volver" en alusión a la figura de la ex presidenta Cristina Fernández.

La protesta comenzó a las 15 con la concentración de las principales columnas en distintos puntos de la Avenida 9 de Julio, desde donde marcharon hasta Plaza de Mayo, situación que generó importantes complicaciones en el tránsito en el centro porteño durante toda la tarde.

Más allá de los referentes sindicales que ocuparon el escenario, otras figuras políticas de fuerzas de la oposición y dirigentes sociales gremiales optaron por mezclarse entre la multitud. Se vio entre ellos a los kirchneristas Martín Sabbatella, Luis D’Elía, y Edgardo Depetri, al legislador Gustavo Vera y a diversos dirigentes de izquierda como Luis Zamora y Nicolás del Caño (FIT).