el jefe de gobierno porteño PARTIÓ ANOCHE A ROMA, CON TOTAL SIGILO

Larreta verá al Papa, en momentos en que Gobierno busca estrechar el vínculo

Será el primer funcionario en ser recibido tras las elecciones, mientras el Ejecutivo alista la recepción del canciller vaticano, desde este sábado en el país

Aunque es de estricto carácter privado, no será otro encuentro más entre dos figuras ya conocidas. El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, voló anoche a Roma para mantener este viernes un encuentro a solas con el Papa Francisco, en un contexto signado por los esfuerzos del Gobierno por fortalecer la relación con este porteño de 80 años, convertido desde 2013 en un líder político y religioso de alta jerarquía.

Larreta partió en un vuelo comercial, acompañado por su esposa, Bárbara Diez, y el legislador porteño Omar Abboud, un referente de la comunidad islámica que cultivó amistad hace años con el entonces cardenal Bergoglio y propició numerosas iniciativas por el diálogo interreligioso. Desde el entorno, subrayaron que "es una visita privada", sin "ninguna connotación política", que permitirá "una charla entre Horacio, Bárbara y su padre espiritual".

El alcalde porteño y el obispo de Roma se vieron por última vez en agosto del año pasado, en la modesta residencia pontificia de Casa Santa Marta, sin fotos posteriores. No es un detalle menor: Larreta posee una cordial relación con Bergoglio, fruto de no haberla instrumentalizado.

Ese encuentro precedió la última cita del presidente Mauricio Macri con el pontífice, sucedido a mediados de octubre del año pasado, en ocasión de la misa de canonización del Cura Brochero. Luego de eso, se sucedieron intentos frustrados para hacer recalar al jefe de Estado nuevamente en Roma con ocasión de los periplos al viejo continente (Macri fue a España en febrero, a Holanda en marzo y a Alemania en julio).

El primer lazo de acercamiento postelectoral lo lanzó Esteban Bullrich la semana pasada, al participar en la Ciudad Eterna de un encuentro de la organización pontificia Scholas Occurentes, que promueve la educación y la "cultura del encuentro" que predica Francisco. Sin embargo, Bullrich no tuvo un encuentro a solas como el que ocurrirá hoy entre el Papa y Larreta. Apenas accedió a una charla breve y una foto.

En paralelo al viaje del alcalde, el Gobierno busca fortalecer la relación con Francisco, que se distendió durante la campaña electoral, con la recepción en el país del secretario para las relaciones con los estados del Vaticano, el inglés Paul Richard Gallagher.

El virtual canciller del Papa y tercero en la línea jerárquica de la curia romana blanqueó que su arribo, programada para el sábado, servirá para "dar testimonio de la solidez de las relaciones bilaterales y de la amistad", tal como indicó al diario La Nación por mail.

Gallagher tendrá una breve encuentro con Macri, al que le seguirán reuniones de trabajo con el canciller Jorge Faurie y con el jefe de gabinete, Marcos Peña. También participará de la asamblea plenaria de la cúpula de la Iglesia, que la próxima semana hará a los obispos elegir nuevas autoridades para el próximo trienio. Los elegidos serán interlocutores con el Gobierno.

Si bien Gallagher no es el organizador de los viajes papales, la visita servirá para mostrar un avance en las gestiones de la Casa Rosada con la intención de lograr un retorno del argentino de mayor gravitación a su país.

Tags relacionados

Más de Economía y Política