Larreta suspenderá pago a proveedores y recortará salarios

Declarará en emergencia económica al distrito para reorientar recursos a la pandemia, y analiza frenar y revocar contratos o pagar recién en 2021. También prevé el pago escalonado o diferido de haberes.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, remitió a última hora del miércoles el proyecto de ley con el que pretende declarar en emergencia económica y financiera al distrito para absorber recursos de otras áreas estatales y volcarlas a las necesidades que la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus está demandando en el sistema de salud.

Larreta demandó un trámite exprés del texto en el recinto parlamentario, donde tiene mayoría, y en las próximas horas el ministro de Hacienda, Martín Mura, comparecerá de manera virtual ante la comisión de Presupuesto para explicar los alcances de una iniciativa que, ni bien anunciada, generó ya la preocupación en buena parte de la oposición, que reclamó aumentar la presión impositiva sobre la actividad financiera y otros sectores que no quedaron afectados por la pandemia en vez de instrumentar una poda del gasto y el arrebato de partidas a otras áreas.

En concreto, la ley por aprobarse a mediados de la semana que viene autoriza al Gobierno porteño a subir el gasto corriente y reducir la inversión en obras para reforzar "prioritariamente las acciones inherentes a la emergencia sanitaria como así también la difusión y concientización de la población".

Para esto, Larreta se hará con las cajas de diversos organismos cuyas partidas están afectadas a fines específicos por diversas leyes. Una de las más polémicas hace a la toma de los recursos captados de las casas de apuestas que se destinan a la construcción de viviendas sociales y obras de integración urbana de las villas y asentamientos.

Otro punto sensible es la revisión integral de las compras y contrataciones. El Ejecutivo podrá "suspender, revocar o rescindir" contratos y aplazar el pago a contratistas hasta 2021. En los acuerdos vigentes, solo se abonará lo que fehacientemente se haya ejecutado y no se dará derecho a resarcimiento alguno.

En los considerandos del proyecto, Larreta sostiene que "en estado de emergencia ceden al bien común general" y subraya que "el Estado tiene poder para suspender temporalmente la aplicación de los contratos cuando una urgente necesidad pública lo requiere".

Puertas adentro, el Ejecutivo prepara un recorte generalizado de los gastos en servicios personales, a la vez que suspenderá nuevas contrataciones y pasantías. Quedarán prohibidas las remuneraciones extraordinarias en dinero o en especies, y a la vez los sueldos que se encuentren por encima de los del Jefe de Gobierno quedarán congelados.

El dictado de la emergencia abrirá un frente de conflicto con los gremios estatales ya que la ley prevé que cada repartición establezca "cronogramas de pago escalonado o diferido de haberes". Informalmente, varios sindicalistas se pusieron en estado de alerta porque temen que la administración porteña postergue el pago de los aumentos previstos en la paritaria en curso.

Con aras de dar el ejemplo, Larreta también anunció que su gabinete se recortará un 25% el sueldo por tres meses y esos recursos se destinarán a reforzar el sistema sanitario. Algo similar ocurrirá en el Poder Judicial y la Legislatura.

Tags relacionados
Noticias del día