Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Larreta planea una reforma educativa que augura más tensión con gremios docentes

Larreta planea una reforma educativa que augura más tensión con gremios docentes

No es el centenario de la reforma universitaria lo que lo mueve, y sin embargo Horacio Rodríguez Larreta prepara una "adaptación" del sistema educativo "a los nuevos tiempos", según dejó trascender. El Jefe de Gobierno porteño planea una reestructuración del sistema educativo, que empezará a instrumentar una vez consumado el holgado triunfo electoral que espera obtener en octubre. El "cambio" ratificado en las urnas irá paulatinamente a las aulas.


El jueves pasado, en la apertura del Consejo de las Américas y con dos de los 17 sindicatos docentes en paro y movilización, Larreta habló de encarar "una profunda reforma educativa" y que augura más disputas con los gremios, que hasta hoy batallan por una mejora salarial que quiebre el techo 21,5% fijado unilateralmente.

Extraoficialmente, las figuras del gabinete porteño reconocen que la reforma educativa requiere aplicar acupuntura a los nervios más sensibles del gremialismo, como la caja que generan la afiliación para las capacitaciones docentes, pero descartan un achique de la plantilla docente. Aunque hay incógnitas irresueltas.

El jefe comunal aseguró que avanzarán en la modificación del sistema de capacitación docente, siendo el Estado quien ofrezca cursos específicos para la especialidad del docente y que le permitan adquirir más puntos para concursar por mejores puestos, junto con una formación intensiva en nuevas tecnologías. El hecho es que la iniciativa del Gobierno compite con las capacitaciones que hoy brindan los gremios y supone, ergo, tocar sus ingresos.

El plan que ajusta la ministra de Educación, Soledad Acuña, pone una fuerte impronta en la educación digital, para llevar materias específicas de programación incluso a la escuela primaria.

En el nivel medio, supone conducir a los alumnos hacia el mundo laboral del futuro y facilitarles una inserción laboral en empresas tecnológicas.

Los gremios ya avisaron su repudio a lo que se dio en llamar "Secundaria del Futuro". Según UTECtera, uno de los más combativos, el plan solo busca "poner la educación al servicio de unas pocas empresas". El gremio también denunció que la Ciudad evalúa eliminar el quinto año tal como se lo conoce para llevar a los alumnos a tener pasantías en empresas y otras iniciativas que cultiven "habilidades emprendedoras".

El Gobierno busca seguir las directivas de la OCDE, que sugiere adecuar la escuela al mercado laboral, y se inspira en el sistema dúal alemán, que propone una formación en las aulas y en las empresas.

El gozne entre el mundo de la educación y del trabajo será explotado desde la Ciudad como un modo de expurgar la reforma laboral que ingresará al Congreso, reconocen en Uspallata 3160.
 

Larreta también cree que la "escuela del futuro" debe ir a "campos de especialización", en oposición a las currículas con variadas materias y pocas horas cátedra a la semana.

"Eso no da más; hay que cambiar por trabajos en equipo, promocionando la educación colaborativa", lanzó el jueves pasado. Por detrás, sus funcionarios aseguran que la nueva pedagogía no incluye modificar la currícula y, por ende, no extinguiría a los maestros de historia, geografía o educación cívica, entre otros.