EL ANUNCIO SER A LAS 9 EN LA CASA DE GOBIERNO; REGIR SÓLO EN CAPITAL Y GBA

Lanzan congelamiento hasta marzo, con precios sincerados

El Gobierno negoció hasta ayer a última hora con industriales y las cadenas para cerrar la lista. Habrá productos con suba; otros mantendrán los valores actuales y otros bajarán

Luego de arduas negociaciones, que no tuvieron descanso por las Fiestas ni los asuetos, el Gobierno anunciará hoy el nuevo acuerdo de precios consensuado con industriales y supermercadistas, que incluirá una canasta de entre 180 y 200 productos cuyos precios estarán congelados hasta el 31 de marzo. Sólo regirá para Capital Federal y Gran Buenos Aires en las principales cadenas, pero en una segunda etapa incluiría a supermercados chinos y autoservicios y se extendería al resto del país.

El acto está previsto para las 9 en Casa de Gobierno y asistirán representantes de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU); la Cámara Argentina de Supermercados (CAS); la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), la Cámara de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas (Cadam) y de la entidad que agrupa a los supermercados chinos. Será liderado por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa.

Fuentes industriales y del supermercadismo estuvieron durante todo el día de ayer ultimando detalles del acuerdo, que cada empresa firmará de forma individual en los próximos días. La esencia del acuerdo está acordada, faltan detalles técnicos, dijo una fuente de Copal.

Las empresas quedaron bastante conformes con el resultado de la negociación porque coinciden son precios realistas, a diferencia de los valores que unilateralmente fijaba el ex secretario de Comercio, Guillermo Moreno y que en muchos casos eran cifras que no cubrían ni el costo del producto. Había productos que estaban muy descalzados, muy por debajo de la categoría, y generaba problemas de desabastecimiento. Ahora quisieron fijar precios de abastecimiento, señaló un directivo de una firma alimenticia.

En estos casos, como por ejemplo el azúcar o el aceite, los consumidores verán un aumento en el precio de góndola. En otros, los valores serán los mismos que figuran hoy en las bocas de expendio y habrá otro grupo de productos cuyos precios estarán más bajos.

La negociación se complicó a la hora de elegir los productos que integrarán la canasta y los precios, fundamentalmente con los de primeras marcas. Les costó entender qué variables influyen en el costo de las primeras marcas, por lo que cerramos un precio menor al esperado por nosotros pero igualmente realista, dijo otro empresario de la alimentación.

La Copal hizo circular entre las firmas socias el acuerdo modelo que deberán firmar en los próximos días con la secretaría de Comercio Interior. En ese documento, quedará planteado que el acuerdo será por un año pero con revisiones trimestrales de acuerdo a eventuales subas de costos. Las paritarias serán clave en esa discusión.

Al mencionar las facultades que tendrá la secretaría de Comercio, el acuerdo hará referencia a la normativa vigente para atender las interpretaciones de todas las partes. Con respecto a la ley de Abastecimiento, por ejemplo, el Gobierno insiste en que está vigente y los abogados de las empresas consideran que no.

Los consumidores de las provincias deberán esperar para el desembarco del congelamiento, ya que una vez conocida la lista para Capital Federal y GBA, luego deberán sentarse a negociar los proveedores con mayoristas y los distribuidores con los autoservicios y super chinos para analizar qué posibilidades hay de trasladar el convenio en las mismas condiciones o si reducirán la canasta.

Tags relacionados