Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Lanatta no declaró y quedó alojado en la cárcel de Ezeiza mientras sigue la búsqueda de los otros dos prófugos

El único de los tres prófugos que este sábado fue capturado en Cayastá, pasó por los tribunales federales porteños y luego fue trasladado a un pabellón especial. 

Martín Lanatta, el único de los tres prófugos que este sábado fue capturado en territorio santafesino, pasó por los tribunales federales porteños y luego quedó detenido en el penal de Ezeiza.

El juez federal Sergio Torres lo notificó sobre su situación procesal pero no declaró. Estuvo cerca de dos horas en tribunales y luego, con un amplio operativo de seguridad, fue llevado a la cárcel donde quedó alojado en un pabellón especial. Mientras tanto se mantenía el despliegue policial para intentar dar con Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, también condenados por el triple crimen de General Rodríguez y evadidos desde el 27 de diciembre pasado.

La abogada de Martín Lanatta, Elizabeth Gasaro, aseguró que tras los 13 días que se mantuvo prófugo se encuentra "muy angustiado y dolorido".

"No emitió palabra. Está muy estresado", dijo la abogada respecto a la reacción de Lanatta frente al magistrado y a los fiscales federales Jorge Di Lello y Diego Iglesias.

La defensora explicó que notó a su defendido "muy agotado y estresado", por lo que aseguró que esperará a que se reponga antes de que declare ante la Justicia. “No está incomunicado”, dijo la letrada.

Lanatta fue apresado alrededor de las 10 en la localidad de Cayastá, luego de que volcara la camioneta en la que viajaba con su hermano Cristian y Víctor Schillaci.

El jefe de la Policí­a de Santa Fe, Rafael Grau, aseguró que el prófugo "no se resistió para nada" y fue apresado por el comisario y dos suboficiales de la seccional local cuando lo sorprendieron caminando por un camino rural.

La captura se produjo en un sector cercano al kilómetro 68 de la ruta 1, cerca de la planta arrocera Trimacer, y luego el detenido fue llevado a la comisarí­a quinta de Cayastá, donde fue atendido por un médico policial por una herida en el rostro.

Posteriormente, fue trasladado protegido con un casco de la Gendarmería desde la seccional hacia un helicóptero que lo llevó al aeropuerto Sauce Viejo de Santa Fe capital. De allí fue llevado en avión hasta aeroparque y luego trasladado a los tribunales federales de Retiro, en medio de un importante operativo de seguridad, para que el juez federal Sergio Torres le comunicara los delitos que se le imputan y lo sometieran a un reconocimiento médico.

En estos momentos continúa el rastrillaje en Santa Fe para dar con los otros dos prófugos.