Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La visita de Barack Obama será histórica si acelera la llegada de las inversiones

Imagen de FERNANDO GONZALEZ

por  FERNANDO GONZALEZ

Director Periodístico

1
La visita de Barack Obama será histórica si acelera la llegada de las inversiones

No es la primera vez que un presidente estadounidense viaja a la Argentina. Los mandatarios más recientes en llegar fueron Bill Clinton, quien se reunió con Carlos Menem en 1997, y George Bush, que recibió el desaire de Néstor Kirchner en 2005. De todos modos, la visita de Barack Obama del 23 y 24 de marzo próximos será la más impactante de la historia por su magnitud. Lo acompañarán 1.000 personas en una comitiva que incluye 250 empresarios, 100 periodistas, 12 legisladores, personal de logística, de inteligencia, de seguridad, 2 aviones de última generación, 2 helicópteros artillados y 24 móviles de tierra entre camionetas y autos. Si Mauricio Macri necesitaba un gesto de los Estados Unidos en plena negociación con los acreedores de la deuda externa, Obama se lo ha brindado con creces.

El primer presidente negro de la historia estadounidense vendrá acompañado por su esposa, Michelle, y por sus dos hijas. Llegará en la noche del 22 de marzo y arrancará temprano sus actividades al día siguiente. El encuentro principal será con Mauricio Macri en la Casa Rosada y hay gestiones para que ambos visiten la sede de la AMIA o la sede de lo que fue el centro de detención clandestina de la ESMA. Ninguna de esas visitas están confirmadas. Tampoco está confirmado que ambos presidentes cierren el seminario empresario que la Amchan (la cámara de empresas de EE.UU. en el país) organizará en el predio de La Rural pero es muy posible que participen. Todo depende de las agendas que están coordinando los gobiernos y de las estrictas medidas de seguridad que rodean los movimientos de Obama.

En el gobierno de Macri y muchos empresarios que participan de las negociaciones están convencidos que el adelanto de la visita de Obama (quien aprovechó el paso por Cuba para extender su raid a Buenos Aires) funcionará como elemento acelerador de las inversiones empresarias que todavía se hacen desear. Le asignan al viaje del presidente más poderoso del planeta el rol de poder calmar los ardores que provocan el déficit fiscal, la inflación y la amenaza de la recesión heredada sobre el empleo.