Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja volvió a subir en Chicago apoyada por la incertidumbre local

Los futuros de la oleaginosa llegaron a ganar 11 dólares por tonelada, aunque la mejora se recortó al final de la rueda. Los fondos especulativos apuestan fuerte al alza

Los futuros de la soja en Chicago retomaron ayer el sendero alcista, tras la fuerte toma de ganancias que habían experimentado el viernes, y luego de una rueda en la que llegaron a ganar u$s 11 por tonelada, terminaron con un alza de 1,36% que los ubicó en u$s 367,3 por tonelada.
Como la semana pasada cuando el contrato más activo saltó al mayor valor en 1 año, las mejoras en Chicago estuvieron impulsadas por la situación de la cosecha en la Argentina.
Si bien en los últimos días hubo avances en la recolección, los daños todavía sin poder cuantificar de manera fehaciente sobre la soja, brotada, con hongos, nuevos pronósticos de tormentas fuertes esta semana para varias de las zonas más castigadas, más el ingreso de un frente frío que provocaría heladas, volvieron a darle sustento al alza de precios.
En ese marco, la estimación de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires prevé una caída de la producción final de 4 millones de toneladas. Mientras desde la Agricultores Federados Argentinos (AFA), las pérdidas entre lo inundado y lo dañad por el exceso de humedad pueden llegar a casi 10 millones de toneladas.
De la mano del alza de la oleaginosa lo hizo su subproducto estrella, la harina, de la que Argentina es el principal exportador mundial. En el mercado, descuentan que los problemas para cosechar, traerán aparejadas muchas demoras en lo que el procesamiento del poroto y el embarque de harina, lo que puede impulsar el interés de los compradores por hacerse de ese producto en Estados Unidos, en lugar de la Argentina.
Si bien triunfó el sendero alcista, la volatilidad atada al clima se hizo bien presente en los negocios en Chicago. Los futuros más cercanos arrancaron la jornada en baja, luego llegaron a ganar 11 dólares contra el cierre previo y hacia el final, recortaron la ganancia y quedaron 5 dólares por encima de la clausura del viernes.
Los fondos especulativos adquirieron ayer unos 15.000 contratos de soja, con vencimientos cortos, con lo que reforzaron la apuesta alcista que empezó a esbozarse hacia fines de marzo y se aceleró la semana pasada a niveles que no se veía desde hace 6 años.