Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja subió en Chicago y marcó un nuevo máximo en seis meses

La oleaginosa mejoró por tercera jornada consecutiva en la previa a un nuevo informe clave. Continúa la preocupación por daños que dejarán las lluvias en la Argentina

Los futuros de la soja hilvanaron ayer su tercera rueda consecutiva en alza y con una mejora de 1,5%, o u$s 5 dólares por tonelada, y tocaron su máximo valor en seis meses, u$s 342 la tonelada. Si bien están presentes las preocupaciones por el clima en la Argentina, con la cosecha prácticamente paralizada tras las lluvias de los últimos diez días y que dejaron grandes problemas logísticos e inundaciones en varias zonas productivas –que podrían derivar en pérdida de rendimiento en los cultivos–, el repunte de la oleaginosa en EE.UU. estuvo más relacionado con cuestiones técnicas.
Entre ellas, las subas del aceite de soja, del petróleo y un reposicionamiento de los fondos especulativos ante el informe de oferta y demanda que hoy dará a conocer el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda), en el que el mercado espera haya una reducción en los stocks finales de la campaña norteamericana.
A eso se suma lo que para algunos analistas es un intento del mercado para sumarle algunas hectáreas a la soja que comienza a sembrarse en EE.UU, y que parecería estar perdiendo mucho terreno con el maíz para este verano boreal. Por una oferta global holgada de oleaginosa, precios planchados y demanda frenada, muchos farmers habrían definido que sembrarán más hectáreas con maíz, en detrimento de la superficie destinada a la soja 2016/17. Ahora, en la previa a que comience la campaña gruesa norteamericana, las mejoras en los precios parecen querer tentar por un cambio de planes.
Aunque en Brasil los embarques siguen a la orden del día, la cosecha tiene un avance de 85% del área y se estima que ya vendieron 61% de la producción sojera, unas 60 millones de toneladas.
En la plaza local, las mejoras externas ayudaron aunque no fueron el motivo principal para las mejoras que en el caso de la soja mayo llegaron al 2% interdiario.
Es que el parate de la cosecha en Argentina, por las malas condiciones climáticas, y las pérdidas que expertos y analistas ya descuentan –aunque aun no se arriesgan a cuantificar–, sumada a la necesidad de las cerealeras hizo que las ofertas mejoraran desde las primeras horas de la mañana, cuando la soja disponible estaba en $ 3300 la tonelada. Por la tarde, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), se llegaron a ofrecer hasta $ 3400 la tonelada con entrega hasta este viernes.
Tanto en el recinto rosarino, como entre operadores, analistas y exportadores crece la preocupación ante los pronósticos de condiciones climáticas inestables para las próximas semanas. Para graficar la situación actual, con los problemas de logística que generan las lluvias, ingresaron 612 camiones cargados con soja a los puertos de Rosario, cuando hace apenas 10 días sobrepasaron los 4500 diarios.