Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja subió 1,5% en Chicago y otra vez se acerca a u$s 400

Los retrasos por el clima en la Argentina y el ingreso de mayores compradores lograron quebrar cuatro días consecutivos a la baja. La pregunta es hasta cuándo subirá la soja

La soja subió 1,5% en Chicago y otra vez se acerca a u$s 400

Los futuros de la soja subieron ayer 1,5% en Chicago, y volvieron a acercarse a u$s 400 la tonelada, tras cuatro ruedas consecutivas en baja. El contracto más activo, julio ‘16, terminó en u$s 366,4 la tonelada, en los mayores niveles en 18 meses.


El renovado impulso alcista se fundamentó en la mejora en los valores internacionales de la harina de soja y en el ingreso de una oleada de inversores tomando posiciones compradoras en commodities agrícolas. La especulación en cuanto a que la soja estadounidense, con stocks ajustados dado que se está terminando el año comercial 2015/16, tenga mayor demanda tras los problemas climáticos que afectaron a la Argentina sigue apuntalando las cotizaciones en el exterior.


A la vez, comentan analistas, las ventas de los productores de soja estadounidense son modestas, dado que no les queda demasiado poroto en su poder y aprovechan el impulso alcista para ir cerrando negocios con los valores de la nueva cosecha, que se está sembrando en el hemisferio norte.


A esa situación, se sumó que los datos de siembra del ciclo 2016/17 en EE.UU., que el Departamento de Agricultura estadounidense (Usda) dio a conocer el lunes tras el cierre del mercado, estuvo por debajo de lo que esperaba el mercado. El organismo oficial indicó que la siembra de soja cubrió hasta el momento 36% del área prevista, 2 puntos por debajo del cálculo privado.


Las alzas externas impulsaron desde temprano los negocios locales. La soja disponible en Rosario se negoció entre $ 3900 y $ 4000 la tonelada, en condición cámara con descarga. Según relevó la Bolsa de Comercio rosarina (BCR), se operaron 50.000 toneladas.


Los $ 4000 por tonelada son un máximo nominal para la oleaginosa argentina, y más para el momento del año en el que se produce. Habitualmente en mayo están terminando las labores de cosecha sojera, pero por el temporal de 20 días de lluvias casi ininterrumpidas, que generaron anegamientos e inundaciones y la paralización de la campaña, existía hasta la semana pasada un retraso de 30 puntos porcentuales en el avance de la recolección.
Esa situación con una demanda más que interesada en hacerse de mercadería para cumplir con compromisos externos, ya pactados hace meses, y el impulso de los precios externos, eleva las cotizaciones locales.


En el medio, y más allá de los productores que perdieron todo, o casi, por las inundaciones, los sojeros son cautelosos a la hora de vender, dado que no terminan de vislumbrar hasta cuándo puede seguir subiendo el precio de la oleaginosa.


Eso porque, contra todos los pronósticos y a contramano de lo que ocurre en situaciones normales de cosecha, la oleaginosa local escaló fuerte en apenas dos meses. Hacia mediados de marzo, el contrato de soja Mayo ‘16 en el mercado local estaba en torno a u$s 215/220 la tonelada, ayer ese mismo contrato se ubicó a u$s 289 la tonelada.