Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La soja no tiene techo y beneficia a Macri: ayer superó los u$s 433 por tonelada

La oleaginosa subió 3,48% en Chicago y alcanzó los u$s 433,95. El maíz ascendió 1,75%, a u$s 171,35 por tonelada y el trigo, 2,26% a u$s 191,25 por tonelada

En Chicago celebraron el aumento de la oleaginosa

En Chicago celebraron el aumento de la oleaginosa

La soja subió u$s 14,61 por tonelada en el mercado de Chicago, al incrementarse el precio en un 3,48% respecto a ayer. De esta manera, la oleaginosa llegó a los u$s 433,95 la tonelada, ante una buena demanda de exportación, problemas climáticos en el Medio Oeste estadounidense y la buena cotización de la harina, según informaron desde la consultora Granar.

Por su parte, el maíz ascendió 1,75% a u$s 171,35 por tonelada y el trigo 2,26% a u$s 191,25 la tonelada, lo cual reforzaba las buenas señales para la Argentina, uno de los polos exportadores de granos y porotos más importantes del mundo.

La oleaginosa alcanzaba así su mayor valor desde agosto de 2014 mientras que la producción de soja de la actual campaña será de alrededor de 55 millones de toneladas, un 7,5% menos que las 59,6 millones de toneladas de la cosecha 2014/15.

Los precios de los granos habían subido levemente el martes en un mercado prudente, luego de un período de alzas y ante perspectivas meteorológicas favorables para el mercado en el país a mediano plazo.
Los operadores del mercado Matba indican que los valores se están beneficiando de apuestas de algunos inversores a los riesgos que plantea el fenómeno de La Niña, inverso al de El Niño, susceptible de someter a los cultivos de verano estadounidenses a un tiempo demasiado seco.

La suba en el precio de la soja es clave para el Gobierno, que espera tener un segundo semestre mejor que el primero, dado que el 30% de los dólares que ingresen al país por las exportaciones de este producto irán directamente a las arcas del fisco en concepto de impuestos.

La cosecha de soja de este año será menor a la del 2015 debido a las fuertes lluvias registradas en abril que afectaron plantaciones en Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, y que generaron también un retraso en las tareas de recolección, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario.

La cosecha de soja cubrió un 78,7% de la superficie apta implantada, mientras que el primer tramo de la siembra de trigo abarca una superficie algo menor al 10% del total proyectado, con labores en curso en 340.000 de las 4,5 millones de toneladas estimadas, según el último informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

Los precios de los granos han trepado este mes a su punto más alto en el año, en una de las mayores escaladas registradas en plena temporada de siembra de Estados Unidos, ante una combinación de fuerte demanda, preocupaciones por el clima, fluctuaciones cambiarias y compras especulativas, dijo la agencia Reuters.

Los agricultores estadounidenses están a punto de concluir la siembra de la que podría ser otra enorme cosecha de maíz y soja, mientras al mercado ya no le sorprenden las pérdidas en los cultivos de Brasil y Argentina que ayudaron a alentar la escalada. Pero los inversores están cada vez más nerviosos ante la posibilidad de un fuerte retroceso de los precios.

El mercado ya ha tomado en cuenta las expectativas de que el reporte de oferta y demanda de granos que difundirá mañana el gobierno estadounidense muestre existencias globales de maíz y soja más ajustadas en el país.

La atención se ha centrado en las estimaciones trimestrales de existencias y área de siembra que divulgará el 30 de junio el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y en sus reportes semanales sobre la condición de las cosechas. Los agricultores que vendieron sus cosechas de manera anticipada esta primavera boreal han estado lamentando la pérdida de beneficios.

Las operaciones de ganadería que no se protegieron ante el alza en el valor de los granos podrían ver ajustados sus beneficios, añadió Reuters.